CIUDAD DE MÉXICO, 26 de febrero de 2016.- Padres de los estudiantes de Ayotzinapa reprocharon al presidente Enrique Peña Nieto que dijera que Iguala, Guerrero, no puede quedar marcado por la desaparición de los normalistas, el 26 de febrero de 2014.

“Va a Iguala dando mensaje diciendo que lo que aconteció ahí no tiene importancia y debe quedar en el olvido”, interpretó Melitón García, uno de los voceros de los padres.

“Mientras no aparezcan los estudiantes no puede quedar en el olvido”, agregó.

Más que Iguala, Peña Nieto ha quedado marcado por estos hechos, dijo por su parte la madre de Jorge Antonio Tixapa, uno de los estudiantes desaparecidos.

Los padres llegaron en punto de las 15 horas a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para pedir que los expedientes de los policías involucrados en las desapariciones de los normalistas lleguen a manos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Y, reiteraron su petición de que no otorguen la libertad a policías involucrados en el caso.