CIUDAD DE MÉXICO, 11 de abril de 2019.- En la Cámara de Diputados se dieron opiniones diversas por la designación del general en proceso de retiro, Luis Rodríguez Bucio, como comandante de la Guardia Nacional, así, mientras Morena lo aplaude y reconoce el derecho del jefe del Ejecutivo para nombrarlo, la oposición lo cuestiona e incluso, lo señalan como una burla.

Entrevistado en el recinto legislativo de San Lázaro, el coordinador de Morena, Mario Delgado, afirmó que esta designación es absolutamente legal, ya que la reforma constitucional en la materia le otorga esa facultad al Presidente de la República.

Sostuvo que, el Presidente hace un nombramiento muy acertado y destacó el perfil del general Bucio, pues señaló que es alguien consolidado, sólido y con mucha experiencia, atributos que, dijo, es lo que justamente se requiere para iniciar un cuerpo policial nacional como lo es la Guardia Nacional, “con la meta de empezar a dar resultados ya en el corto plazo en materia de seguridad”.

Cuestionado sobre las afirmaciones de la oposición en el sentido de que este nombramiento militariza a la institución, sostuvo que se está exagerando demasiado sobre el mando e insistió en que la Guardia Nacional es totalmente civil.

"Que el mando sea militar retirado o en activo, no quiere decir que vaya a militarizar a la institución que, desde el punto de vista de la Constitución, es absolutamente civil

"(…) Hay que evaluarlo como lo ha hecho el Presidente; (Rodríguez Bucio) es una persona que tiene toda la capacidad y preparación para enfrentar el reto de empezar a integrar la Guardia Nacional y dar resultados, lo más importante es dar resultados”, aseveró.

El diputado del PAN, Jorge Luis Preciado, aunque reconoció la facultad del Presidente para hacer este nombramiento, señaló que la designación del general en proceso de retiro es una burla para la oposición, porque no respeta el mandato parlamentario.

"Tanto los legisladores de la oposición, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Human Right Watch y las organizaciones civiles, planteamos que su mando fuera civil. El sólo hecho de que (el Presidente) nombre a un militar es una burla para la oposición, porque creo que se salta por la puerta de atrás el mandato parlamentario”, acusó.

Mientras que la coordinadora de la bancada del PRD, Verónica Juárez Piña, cuestionó la decisión del presidente López Obrador calificándola, incluso, de fraude constitucional, y aseguró que buscará interponer una acción de inconstitucionalidad en contra de este nombramiento.

"El nombramiento que se ha hecho el día de hoy por parte del Presidente de la República es un fraude a la Constitución, a la ley, lo cual nos preocupa y lamentamos, porque en la Carta Magna se habla de una institución policial civil y estamos viendo que ponen al frente a un militar que, aunque esté en retiro, es un militar”, indicó.

Detalló que, en la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, es donde deben venir establecidos los requisitos para este cargo, por lo que cuestionó que, sin conocerlos siquiera, para hacer esta elección de manera más transparente, se haya nombrado de manera directa a un militar.