COYUCA DE CATALÁN, Gro., 29 de marzo de 2021.- Las amenazas llegan a sus equipos de radios acompañados de corridos: “los estamos viendo”, vamos con todo”, son algunos de los mensajes que reciben los pobladores del Ejido de Guajes de Ayala, quienes se mantienen en defensa de su hogar a cualquier precio, incluso con el de su vida.

El 25 de febrero pasado, hombres fuertemente armados irrumpieron en el ejido por tres puntos para hacer efectivas sus amenazas de aniquilación. En una de esas áreas, los 130 hombres que intentaban atacar la resistencia fueron recibidos a balazos y después de ocho horas de confrontación se retiraron.

A un mes de esos hechos, en esa zona aún son visibles algunos rastros de sangre, casquillos percutidos de rifles de asalto y algunas prendas de vestir. Los árboles muestran huellas de ese choque, troncos rasgados e incluso ramas resquebrajadas.

Quedó tirada una playera talla extra chica, con la que se puede medir la edad de algunos hombres que incursionaron. Había cubrebocas, cepillos dentales, rastrillos para afeitar y algunas cobijas.

Más información AQUÍ