MORELIA, Mich., 17 de abril de 2019.- La Auditoría Superior de Michoacán (ASM) determinó que no existen elementos para evaluar en qué medida la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, a través del Programa Estatal Beca Futuro, contribuyó a lograr la permanencia de los estudiantes y evitar su deserción escolar por falta de recursos económicos, mediante el otorgamiento de becas, durante el ejercicio fiscal 2017.

Esto constituye un riesgo de continuar erogando recursos públicos sin atender el problema público que le dio origen al programa, la pobreza multidimensional de la juventud, razón por la que se creó el programa, con la finalidad de otorgar un subsidio económico a beneficiarios de diversos niveles educativos, para promover con ello la permanencia y evitar su deserción por falta de recursos económicos.

En la fiscalización de ese programa se conoció qué solo entregó 47 millones 293 mil 300 pesos de los 180 millones 596 mil 192 pesos presupuestados, beneficiando a 36 mil 790 estudiantes, de los cuales sólo se les realizó un pago, y en algunos casos dos o tres.

Ese año fueron 74 mil 941 los aspirantes a Beca Futuro, pero solo se validó a 29 mil 233 beneficiarios, cifra que no cuadra ni con el seguimiento del análisis programático presupuestal ni con las cifras de los padrones proporcionados.

Más información en Quadratín Michoacán