CIUDAD DE MÉXICO, 9 de agosto de 2020. — El dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Ávila Romero exigió al Presidente de la República que deje de mentir y manipular cifras respecto a la generación de empleos, pues es insostenible que las y los mexicanos continúen con pérdida laboral y sólo vivan de los programas sociales que ofrece el Gobierno Federal.

Por medio de un comunicado publicado este domingo, aseveró que es mentira cuando el presidente asegura que su método para la reactivación económica está funcionando y gracias a las remesas vamos a superar la crisis, pues ahora el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda (Infonavit) para los trabajadores informó que la cifra de beneficiarios cayó, pues en enero se contabilizaron 20 millones 367 mil 309 trabajadores y en junio fueron 19 millones 305 mil 155.

Según el Infonavit de enero a junio de este año, más de un millón de derechohabientes fueron dados de baja y perdieron empleo formal con cotización, es decir, perderán el acceso a un crédito para contar con vivienda propia debido a la emergencia sanitaria de Covid-19.

En este sentido, el dirigente perredista advirtió al presidente López Obrador que el primer paso para superar cualquier crisis es aceptar la realidad y dejar de decir que no se perderán empleos en la economía formal, pues los hechos demuestran todo lo contrario, “el país lo que necesita es una oposición responsable ante un gobierno irresponsable”, expresó.

Ávila Romero señaló que la crisis por la que estamos atravesando todos los mexicanos no es una tarea fácil, sin embargo, las mentiras, la polarización, la politiquería, el autoritarismo y la negativa de apoyar a los generadores de empleos, no abonan en nada y sí provoca desestabilización social e inseguridad económica,El PRD le ha reiterado la urgencia de corregir el rumbo y las estrategias económicas y de salud, “pues hoy más que nunca se necesita redireccionar la política y corregir el decreto de austeridad que lo único que ocasiona es acrecentar el desempleo en el sector público”.

Finalmente, el dirigente nacional urgió en la necesidad de replantear la política de inversión a las grandes empresas, pues se ha equivocado en el manejo de inversión, como fue el caso de Pemex, que durante muchos años fue la caja chica del gobierno y hoy sólo genera pérdidas y su rescate nos cuesta a todos los mexicanos.