CIUDAD DE MÉXICO, 15  de noviembre de 2018.- Al interior de un camper de una camioneta abandonada en calles de la Alcaldía Gustavo A. Madero quedó el cuerpo de una mujer, en situación vulnerable, quien se encontraba con sus dos menores hijos a quienes presuntamente les daba de comer carne de perro.

Los hechos ocurrieron en el cruce de Congreso de la Unión y Oriente 171, en la Colonia Granjas Modernas, cuando policías fueron alertados por una mujer inconsciente que se encontraba dentro en el camper de la camioneta en las vías del ferrocarril acompañada de sus dos hijos de cuatro y seis años de edad.

Al llegar, policías se entrevistaron con quien se identificó como Carlos Leonardo N., de 28 años de edad, quien señaló que los dejó unos minutos para salir a comprar comida, pero al regresar encontró a su esposa, de nombre Ana Karen, inconsciente.

Al lugar llegaron paramédicos del Centro Regulador de Urgencias Médicas, quienes determinaron que la mujer ya había dejado de existir quizá por causas naturales, pero será el médico legista quien determine la verdadera causa de la muerte.

Los socorristas valoraron al hombre y señalaron que se encontraba desorientado debido a la constante inhalación de solventes; en tanto, los menores fueron llevados al Hospital Pediátrico de Aragón, para su valoración.

Tras revisar el lugar donde la familia de indigentes vivían, fueron descubiertos diversos huesos de perro, por lo que se presume que se comían la carne, hecho que ya es investigado por el ministerio público de la coordinación territorial GAM-7.