CIUDAD DE MÉXICO., 24 de octubre de 2018.- De cara a la elección interna del 11 de noviembre para dirigir al presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, los aspirantes a conducir el instituto político Marko Cortés y Manuel Gómez Morín debatieron en la sede nacional del partido, encuentro en el cual ambos aspirantes se hicieron recriminaciones mutuas sobre supuestos vínculos en actos de corrupción, cuestionaron sus respectivas trayectorias partidistas y los cargos públicos que han ostentado.

"En el PAN se acabó el orden y la generosidad debido a la presencia de personajes como Marko Cortés y Ricardo Anaya”,  reclamó Manuel Gómez Morín, al mismo tiempo que reprochó a su contrincante y al ex dirigente nacional de ser los artífices de la alianza con el PRD con la cual, aseveró, dieron espalda a los militantes del PAN porque otorgaron las candidaturas a su aliado político en 2018 con resultados desastrosos.

Marko Cortés refirió que él fue una de las víctimas de la alianza del PRD, porque fue uno de los aspirantes que realizaron precampaña en Michoacán para buscar llegar al Senado de la República, y ese espacio fue asignado a un perredista debido a los acuerdos de la alianza por México al Frente.

Ambos aspirantes se acusaron mutuamente de estar vinculados en presuntos actos de corrupción, Gómez Morin pidió a su contrincante que diera una explicación sobre el supuesto manejo de 70 millones de pesos recibidos de parte de empresarios, a lo cual el ex coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados reviró tener pruebas sobre un supuesto fraude de millones de dólares que vincularían a Gómez Morín con recursos provenientes de Pemex.

"Marco, quiero decirte que quien debe dar explicaciones eres tú, porque yo tengo mi conciencia tranquila, sé de lo que vivo, soy abogado, te pregunto ¿de qué vives? me dirás que además de que has recibido dinero del PAN por los cargos que has tenido,  también que eres aguacatero, pero te pregunto ¿cómo te hiciste de esa finca de aguacate? ¿Fuiste de esos aguacateros en Tlapalpa que fueron acusados de tumbar arboles para sembrar aguacate?”, cuestionó Gómez Morín.

Marko Cortés puso en duda la militancia de su opositor a quien acusó de apoyar al PRI hace tres años en Naucalpan y de impugnar con firmas el triunfo de PAN en ese municipio mexiquense, además de reiterar presuntos vínculos del aspirante a la dirigencia nacional de PAN con empresas dedicadas a lavar el dinero y ser proclive a dar la espalda a su partido para respaldar al PRI o Morena.

"La gran mayoría de panismo no te conoce Manuel, sabe cuál es tu apellido pero nadie te conoce porque nos has hecho realmente labor partidista, ¿Menciona en cuáles campañas haz estado, muestra evidencias y dinos en cuáles son los triunfos del PAN que ha defendido, en los últimos 10 o 15 años en dónde has estado, porque tu única fortaleza es tu apellido?", espetó Cortés al nieto del fundador de Acción Nacional.

Gómez Morín acusó a Marko Cortés de excluir a los militantes del PAN al privilegiar acuerdos cupulares, “desde el Olimpo” en detrimento de miembros del instituto político.

Ambos aspirantes a la dirigencia nacional del PAN se cuestionaron mutuamente si aceptarán los resultados de la elección interna del 11 de noviembre, a lo cual Cortés respondió afirmativamente, mientras que Gómez Morín condicionó que ello dependerá de que se trate de un proceso libre de la inherencia de gobernadores y de los comités estatales y municipales del partido.

Cortés indicó que las condiciones que pone sobre la mesa su contrincante para reconocer los resultados de la contienda interna se parecen a las demandas y forma de hacer política de Andrés Manuel López Obrador.