Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto:

Era impuesto a mineras o deuda: secretario de Aguas de Zacatecas

Redacción/Quadratín México
 
| 17 de Febrero de 2017 | 9:03
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de febrero de 2017.- Luego de que el secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico, Carlos Pavón, denunció el cobro de un impuesto ecológico por parte del gobierno de Zacatecas a las empresas mineras, Víctor Armas Zagoya, secretario de Aguas y Medio Ambiente del Gobierno de Zacatecas informó que se tenía la opción de recaudar recursos o una deuda que sufriría la población.

“Zacatecas es una entidad que depende de un 97 por ciento de las participaciones federales, y que antes de la llegada de Alejandro Tello al gobierno prácticamente éramos la entidad que se ubicaba en el penúltimo lugar sobre la recaudación de todas las entidades federativas, es decir, teníamos la imperiosa necesidad de aumentar la recaudación, dejar de ser un estado pedigüeño”, puntualizó el funcionario en entrevista la mañana de este viernes con Luis Cárdenas, de Noticias MVS.

Explicó que la recaudación está enfocada a un efecto de remediación sobre los daños al medio ambiente en la entidad.

“Teníamos dos opciones como gobierno, una era recurrir a la deuda y que la carga la sufriera toda la población, por decirlo de alguna manera y la otra parte, teníamos la necesidad de contar con recursos para financiar la política ambiental, y más de remediación donde existen efectos nocivos de contaminación”, señaló.

Explicó que no se trata de un solo impuesto si no de cuatro.

El primero de los impuesto tiene que ver con la remediación de minerales no explosivos, como materiales pétreos, el cual se cobrará sobre metro cúbico que se haya extraído.

El segundo tiene que ver con la contaminación atmosférica, que está costando 250 pesos por tonelada de bióxido de carbono.

El tercero tiene que ver con la contaminación de suelo, subsuelo y del agua, con la introducción de elementos nocivos o contaminantes. Se cobrará metro cuadrado o cúbico, en el caso del agua.

El cuarto impuesto tiene que ver con almacenamiento de sustancias que contienen elementos tóxicos.

Destacó que los cuatro no son una medida contraria, son para todas las personas físicas, morales o de entidades que entren en este tema.

Armas Zagoya dijo que a pesar de la resistencia, hay empresas mineras serias que están colaborando con la decisión.