Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Receta IMSS comer 100 gramos de aguacate diario para reducir colesterol

Redacción/Quadratín México
 
| 09 de agosto de 2018 | 10:39
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de agosto de 2018.- El aguacate fortalece diferentes órganos y tejidos por su contenido de grasas monosaturadas y 75 por ciento de ácido oleico; es altamente benéfico pues ayuda a reducir los niveles del colesterol y mejora la circulación, por lo que es recomendable para personas con problemas cardiovasculares e hipertensión arterial.

Rocío Romero Valdovinos, nutrióloga del Hospital General Regional número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, Baja California, explicó que este fruto es rico en vitaminas A y E (antioxidante), así como en B y B6; éstas últimas favorecen el óptimo funcionamiento del sistema nervioso, por ello es que ayuda a las personas estresadas, nerviosas y deprimidas.

Es recomendable comer diariamente 100 gramos de aguacate, aproximadamente la cuarta parte de una pieza, para bajar los niveles de colesterol, glucosa y mejorar la circulación sanguínea, disminuir la tensión nerviosa y la depresión, así como favorecer una buena digestión y proteger al estómago de úlceras y gastritis.

Sin embargo, destacó que debido a su alto contenido calórico, no se debe abusar de este alimento, sobre todo si se tiene sobrepeso u obesidad. Se sugiere que la consuman los deportistas que se encuentran muy agotados y que gastan muchas calorías.

En niños y adolescentes, indicó la nutrióloga, ayuda a un óptimo desarrollo, ya que es un alimento rico en potasio, hierro y magnesio, importantes para estas etapas de crecimiento.

También se recomienda para los que sufren de anemia, pues el aguacate disminuye la presencia de trastornos digestivos por su acción alcalina, suavizante y protectora de las mucosas, además contiene dos gramos de fibra, lo que favorece una mejor digestión y en los diabéticos baja la glucosa.

Romero Valdovinos enfatizó las propiedades de consumir aguacate, por ser rico además en minerales como el potasio, el magnesio, necesarios para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestinos, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Aguacate, del náhuatl ahuacatl

El aguacate (Persea americana), también conocido como palta (quechua), cura, avocado (inglés) o abacate (portugués) es un árbol con fruto comestible que pertenece a la familia Lauraceae, una de las más antiguas entre las plantas con flores. En esta familia se  incluyen alrededor de 3 mil especies principalmente arbóreas de regiones tropicales y subtropicales, incluyendo a la canela (Cinnamomum verum), al laurel (Laurus nobilis) y al árbol de sasafrás (Sassafras albidum).

El género Persea tiene alrededor de 90 especies en América, desde el centro de México hasta Centroamérica. Su centro de origen parece ser Mesoamérica y particularmente los bosques nublados. El nombre aguacate proviene del náhuatl ahuacatl, que significa “testículos del árbol”. El árbol crece hasta 20 metros de altura, pero generalmente en los cultivos se mantiene de menos de cinco metros.

Su nombre proviene del náhuatl ahuacatl, que significa “testículos de árbol”. El árbol crece hasta 20 metros de altura, pero generalmente en los cultivos se mantiene de menos de 5 metros. Del aguacate (Persea americana) se reconocen tres razas o variedades botánicas: mexicana, auácatl (P.a. var. drymioflia); guatemalteca, quilauácatl (P.a.  var. guatemalensis), y antillana tlacozalauácatl (P.a. var. americana) que dan lugar a una gran cantidad de híbridos. Existen una gran diversidad de cultivares nativos, que actualmente son conocidos en muchas regiones como “criollos”. Además, en los últimos 100 años, se han  desarrollado alrededor de 400 cultivares, entre los que sobresalen “Fuerte”, “Hass”,  “Bacon”, “Pinkerton”, “Gwen” y “Reed”.

Además, en México se han documentado alrededor de 20 especies emparentadas, de las cuales 13 se distribuyen en el sur. La mayoría son endémicas de México.  Las especies más cercanas al aguacate son endémicas de México: Persea cinerascens, P. pallescens, P. schiedeana y P. steyermarkii.

El fruto del aguacate es uno de los más nutritivos entre todas las frutas comerciales. Tiene un alto contenido de calorías, proteínas, lípidos y vitaminas (particularmente A), así como potasio, fósforo y calcio. Ha sido utilizado por los pasados 9,000 años por grupos humanos, pero su evolución podría estar ligada a la extinta megafauna. La evidencia del uso del aguacate por los primeros grupos humanos proviene de la cueva de Coxcatlán en Tehuacán, Puebla. Actualmente, además de los frutos frescos se utiliza la pulpa congelada, deshidratada, y los extractos de aceite para la industria cosmética. Las hojas, semillas y corteza se utilizan como remedio medicinal y en la producción de tintes. Los árboles son parte de los huertos de café y cacao y de los traspatios de las casas.

México es el principal productor y exportador de aguacate, se produce en 28 estados pero Michoacán lleva la delantera. De hecho, el éxito de la exportación de aguacate ha provocado la transformación de una gran superficie de ecosistemas naturales en huertos de aguacate. El éxito económico ha tenido un gran impacto ecológico (disminución de servicios ambientales y biodiversidad, mayor consumo y menor producción de agua, mayor erosión y contaminación, menor captura de carbono.  Tan solo en la meseta Purhépecha la deforestación anual es de alrededor de 500 hectáreas. A su vez se ha favorecido la variedad Hass, disminuyendo la riqueza genética de las variedades nativas. El 95% de las 151 mil hectáreas sembradas en 2012 fueron de aguacate Hass.