CIUDAD DE MÉXICO, 16 de abril de 2019.- Andrés Manuel López Obrador presidente de México, aclaró que sus palabras emitidas el lunes en relación a la prensa, fueron mal interpretadas como represalia a la libertad de expresión, por lo que indicó que no se va a censurar a nadie.

Durante su conferencia mañanera, López Obrador, señaló que tras declarar que ejercería su derecho de réplica para crear un diálogo circular, estás palabras fueron tomadas como una amenaza por muchas personas, por lo que aseguró que no habrá represión y todos podrán expresarse libremente.

“Libertad total, plena, completa a todos; aquí pueden venir a expresarse todos, hasta los que fueron voceros o siguen siendo voceros de Salinas”, expresó el presidente agregando que existen periodistas que impulsaron la política neoliberal.

Recalcó que no serán como los anteriores gobiernos en los que muchas veces se censuraba la información a conveniencia e incluso se obstruía el ejercicio periodístico, como lo sucedido con Carmen Aristegui cuando fue perseguida por revelar diversas investigaciones periodísticas en su emisión de radio.

Por último, ofreció una disculpa post mortem al periodista Alejandro Acuña, quien recientemente falleció consecuencia del cáncer y a quien en una ocasión le fue negado el acceso a una de sus conferencias matutinas en Palacio Nacional.

“No estaba enterado y lamento que haya fallecido el compañero periodista y esta situación que se presentó, por lo que corresponde al Gobierno de la República que represento, ofrecer una disculpa post mortem a su familia, si se le afectó en sus sentimientos y sus derechos”, puntualizó.