CIUDAD DE MEXICO, 28 de enero de 2019.- El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma pidió a los diputados federales que aprueben la iniciativa en materia de educación que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador y que señala la derogación de la actual Reforma Educativa implementada por la administración anterior, la cual, dijo, es fallida al no haber tomado en cuenta la opinión de los docentes.

Durante la reunión de trabajo con integrantes de las comisiones unidas de Educación y la de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados como parte del análisis de la iniciativa presidencial que reforma los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución en materia de educación, Moctezuma Barragán señaló la actual reforma educativa como un planteamiento cupular, vertical, sesgado y excluyente.

Además de que, dijo, estuvo acompañada de una campaña de desprestigio del magisterio mexicano que se concentró en asuntos sindicales y no se instrumentó como una reforma integral de la educación.

“La fallida reforma educativa, además de acompañarse de una desvalorización a las maestras y maestros mexicanos, los ahoga con cargas administrativas adicionales que demandan, según sus propios testimonios, la mitad de su tiempo laboral para responder cuestionarios y realizar otras tareas no sustantivas que afectan notablemente su desempeño en el aula”, señaló.

Asimismo, afirmó que la reforma educativa no dejó ningún avance significativo en educación de calidad, pues recordó que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyó que la reforma no ha tenido los resultados que mejoren la calidad educativa, ya que la mayoría de los estudiantes de educación básica se encuentran en el nivel más bajo del logro educativo, 56.7 por ciento en matemáticas y el 48.1 por ciento en lenguaje y comunicación.

“Esos estudios muestran que los resultados académicos de la reforma no sólo no significaron una mejora, sino que de 2015 a 2017, los estudiantes mexicanos sometidos a diagnósticos, obtuvieron cinco puntos menos en lenguaje y comunicación y tres puntos menos en matemáticas, esto es, se retrocedió en las propias mediciones nacionales”, apuntó.

Ante ello, el funcionario federal llamó a los legisladores a que avalen esta iniciativa y así, “avanzar en la conformación de una Nueva Escuela Mexicana abierta a la sociedad que sea el centro de aprendizaje comunitario y que dé paso a la nueva pedagogía nacional”, sostuvo.

Sobre el contenido de la iniciativa de reforma educativa, el titular de la SEP destacó que por primera vez se prestan en el texto del artículo tercero, el concepto de las niñas, niños y jóvenes, a quienes se les confiere el interés supremo de la educación que imparte el Estado, con lo que se garantiza que sean ellos el centro de la educación. 

Además de que, a los principios tradicionales de la educación se agrega la universalidad, integralidad, la equidad y la excelencia, como postulados básicos de la educación pública impartida por el Estado.

En el papel de los docentes, indicó que esta iniciativa contiene una revalorización del magisterio nacional, a quienes se les reconoce como agente de cambio en México y se garantiza su desempeño a través de un nuevo servicio de carrera profesional del magisterio, donde se establece el derecho de los maestros a contar con un sistema permanente de actualización y formación continua.

Al respecto, se habla sobre la cancelación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), para dar paso, dijo, a un organismo con mayor fortaleza, atribuciones y cercanía con los actores educativos, el Instituto Nacional para la Revalorización del Magisterio y la mejora continua de la educación, al que se le dotará de más competencias que permitirán medir los resultados, no solo del magisterio, sino también del sistema educativo y de las autoridades educativas, tanto federal como estatales.