MÉXICO, 3 de junio de 2015.- El dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Raúl Flores, acusó a la candidata del Partido Movimiento Ciudadano (MC) a jefa delegacional de Venustiano Carranza, Esthela Damián, de rebasar el tope de gastos de campaña.

En conferencia de prensa, el dirigente del PRD capitalino dijo que aunque el tope de gastos de campaña es de 1 millón 700 mil pesos, Damián, quien fue militante perredista hasta marzo de este 2015, lleva gastados 23 millones de pesos.

“Estamos hablando de un tema muy escandaloso, 23 millones de pesos que se han contabilizado, una cifra estratosférica. Solo como referencia, el PRD en la ciudad de México tiene prerrogativa de 35 millones de pesos”, agregó.

“¿Por qué decimos que lo podemos decir con claridad? Porque tenemos aquí el propio informe de la unidad de fiscalización [del Instituto Electoral del Distrito Federal] en la cual la propia unidad da cuenta del gasto excesivo, grosero que ha venido ejerciendo Esthela Damián en su campaña. De estos hechos han sido motivo de una queja ya presentada ante el IEDF el 2 de junio de 2015, hoy se presentó esta queja electoral con motivo del rebase de topes de campaña”, dijo el dirigente.

Agregó que además pedirán al Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) investigar el uso de los recursos de la campaña de la candidata a delegada del MC.

“El tope es un millón 700 mil pesos, imagínense de lo que estamos hablando, es estratosférico y basta darse una vuelta por la delegación para ver este terrible despliegue por paradas de Metrobús, el Metro, las líneas que confluyen en la delegación y podrán acreditar esta situación. Es preocupante, solicitamos a la autoridad electoral a que de curso a esta denuncia y que se conozca de donde provienen los recursos que estamos hablando, no quisiéramos que haya ningún recurso de dudosa procedencia”.

Cuestionado por un representante de los medios de comunicación sobre si el PRD no incurrió en exceso de gastos de campaña el domingo 7 de junio cuando celebraron su cierre de campaña general en la plancha del Zócalo capitalino, que fue colmada por 120 mil perredistas que llegaron de distintos puntos de la ciudad, Flores lo descartó, ya que los gastos fueron prorrateados entre los candidatos a jefes delegacionales y a diputados locales.

“No digo que partidos no hagan lo que tienen que hacer, nuestros topes de campaña, nuestra masa de recursos electorales es más grande. ¿Por qué podemos hacer cierre en el Zócalo? Porque lo tenemos prorrateado”, explicó.