MÉXICO, DF,. 17 de septiembre de 2015.- México podría convertirse en un “paraíso” para las agencias que explotan mujeres con fines reproductivos, alertó la senadora Mely Romero Celis, quien adelantó que en el actual periodo ordinario de sesiones de la Cámara de Senadores  presentará una iniciativa para frenar esas acciones.

En un comunicado se informó que al presentar el libro “Maternidad Subrogada: Explotación con Fines Reproductivos”,  en el Senado de la República, la legisladora expuso que en coordinación con Early Institute trabaja en la sensibilización sobre las consecuencias de la maternidad subrogada, cuya liberación a nivel nacional permitiría la llegada al país de grupos que buscan traficar con la vulnerabilidad social de mujeres.

Explicó que esta práctica que nació con fines altruistas para ayudar a parejas que no pueden concebir, se ha desvirtuado a un grado tal, que se ha convertido en un negocio millonario para supuestas agencias que se han instalado en nuestro país, que enganchan a mujeres pobres con baja escolaridad e indígenas, a quienes les ofrecen cantidades que van de 15 mil a 150 mil pesos por la renta de su vientre y la entrega de bebés por encargo, en detrimento de su seguridad, su salud y su dignidad como persona.

Anunció que promoverá el consenso legislativo para prohibir la maternidad subrogada que da lugar a una nueva forma de explotación de mujeres.

En su exposición, denunció que esta práctica ha consolidado un mercado internacional y se ha convertido en un negocio multimillonario en países como India y Tailandia, en donde se estima que durante 2012 la industria de la maternidad subrogada generó  dos mil millones de dólares.

Durante la presentación del libro, en el Auditorio Octavio Paz del Senado de la República, la legisladora y los especialistas de Early Institute expusieron los casos registrados en fechar recientes en el sureste del país, en donde varias mujeres jóvenes pobres y marginadas en situación de vulnerabilidad económica y social, fueron reclutadas en Cancún, Quintana Roo, por la agencia Surrogacy Beyond Borders, para gestar a bebés de otras parejas, y dar a luz en Tabasco, en donde la ley lo permite y que finalmente fueron abandonadas a su suerte.

Los autores, Marcelo Bartolini Esparza, Cándido Pérez Hernández y Adrián Rodríguez Alcocer, hicieron una recapitulación del origen de la maternidad subrogada y de cómo se ha corrompido en distintas regiones del mundo, hasta convertirse en un problema de magnitudes insospechadas. Los casos más dramáticos ocurrieron en Tailandia e India, en donde fueron descubiertas “granjas” de decenas de mujeres utilizadas como “pie de cría”, dijeron.

Marcelo Bartolini expuso que la renta de vientres con fines reproductivos constituye un problema internacional, que ha dado lugar a la creación de un mercado global que se mueve en la medida en la que se encuentran parejas con capacidad económica y mujeres que se ofrecen para rentar su vientre porque no tienen otra manera de obtener ingresos.

En su exposición insistió en que es necesario abordar el tema desde la visión de los niños, a quienes se cosifica y niegan sus derechos, “hago hincapié, hago énfasis en esta palabra objeto de satisfacción- a los niños- lo estamos cosificando, le estamos quitando la característica de ser amado, deja de ser un sujeto de derecho para convertirlo en una cosa por la cual yo puedo pagar a cambio”.

La presentación del libro en la más alta tribuna del país, es un parteaguas en el tratamiento del tema de la maternidad subrogada en México, una invitación al debate abierto, responsable e informado sobre una problemática que ya se discute y analiza en otras partes del mundo por las implicaciones que tiene al convertirse de un asunto altruista a un tema de organizaciones criminales que lucran con las mujeres y los niños del mundo.

En el libro se conjuntaron las investigaciones de los especialistas del Early Institute, Marcelo Bartolini Esparza, Cándido Pérez Hernández y Adrián Rodríguez Alcocer, bajo la supervisión de Ingrid Tapia Gutiérrez, miembro consultor y de  Martha Tarasco Michel, presidenta de la Academia Nacional Mexicana de Bioética, A.C.

El volumen de 59 páginas, fue editado con la colaboración de la Sextagésima Segunda Legislatura de la Cámara de Diputados, a través de la Comisión Especial de Lucha Contra la Trata de Personas.

En la presentación de la obra participaron el senador Emilio Gamboa Patrón, presidente de la Junta de Coordinación Política; y el maestro Francisco Vázquez Gómez Bisogno, profesor de la maestría en Derecho Constitucional y Derechos Humanos de la Universidad Panamericana, Investigador Panamericano de Jurisprudencia y Consultor de Early Institute

Asimismo, el doctor Aquiles R. Ayala Ruiz, Médico por la Facultad de Medicina de la UNAM, Investigador e Endocrinología de  la Reproducción Humana, por los institutos Nacionales de Salud de Bethesda, Maryland, Estados Unidos y Consultor e Early Institute; así como la Licenciada Ingrid Tapia Gutiérrez, Consultora de la misma institución.