Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Captura del Mencho, origen de enfrentamientos en Jalisco

Redacción/Quadratín
 
| 01 de mayo de 2015 | 18:01
 A-
 A+

JALISCO, Jal., 1 de mayo de 2015.- La supuesta detención del líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes El Mencho, provocó en todo el estado de Jalisco se registraran narcobloqueos.

El saldo de la jornada fue de seis sicarios muertos en el municipio de Tonaya, lugar donde se habría realizado el arresto del capo criminal.

De acuerdo con informes de diversas corporaciones policiacas y de la XV Zona Militar, en tierras de ese municipio, elementos de la Policía Federal se enfrentaron a tiros con sicarios de “El Mencho” para evitar su detención.

Por tales hechos, alrededor de las 14:15 horas llegaron elementos de la Policía Federal heridos en helicópteros Black Hawk, al Aeropuerto Internacional de Guadalajara y posteriormente fueron llevados al Hospital Real San José para ser atendidos.

Dicho nosocomio, ubicado en la calzada Lázaro Cárdenas y la avenida Niño Obrero, fue sitiado debido a la presencia de los oficiales heridos.

Ante la confrontación de los uniformados y de sicarios del CJNG, comenzó una serie de narcobloqueos en los que se usaron autos particulares, camiones urbanos y camiones de carga; algunos de éstos fueron atravesados, y otros más incendiados.

No hubo civiles heridos, pero sí una gran cantidad que vivió minutos de terror.

Avenidas como López Mateos, Mariano Otero y el Periférico Sur, dentro de la Zona Metropolitana de Guadalajara, se paralizaron antes tales hechos, que narcobloqueos desquiciaron a miles de automovilistas y provocaron el pánico en la Perla de Occidente.

Los más afectados

Sin embargo, fue en municipios que no hacen parte de la ZMG donde se vivió la situación más crítica.

Quince puntos fueron escenarios del terror originado por la reacción de los miembros del CJNG, principalmente en la Región Ciénega, donde ocurrieron ocho bloqueos.

Corporaciones de bomberos del estado y los municipios afectados por la acción criminal, tuvieron que actuar para apagar los incendios de vehículosCorporaciones de bomberos del estado y los municipios afectados por la acción criminal, tuvieron que actuar para apagar los incendios de vehículos.

Uno de los casos más graves dentro de la citada región sucedió en el municipio de La Barca, vecino del estado Michoacán, donde se registraron balaceras.

Alrededor de las 16:25 horas de ayer, por más de una hora, las calles de la cabecera municipal se vieron afectadas por los narcobloqueos.

Éstas fueron las vías de La Barca-Santa Rosa, Chapala-Guadalajara y La Barca-Atotonilco el Alto, donde fueron atravesados automotores y a los que les prendieron fuego.

En uno de los hechos, un camión de carga fue presa de la delincuencia organizada, esto sobre la carretera La Barca a Santa Rosa, a la altura del kilómetro 75, donde el vehículo Dina con placas 752-AN5 quedó hecho cenizas.

Un segundo automotor destruido fue retirado de la vía La Barca-Atotonilco el Alto, al entronque con la autopista, al cual se le notaban al menos 40 balazos del calibre 7.62×39, utilizado por el fusil AK-47 o “cuerno de chivo”. No hubo heridos, ni víctimas mortales.

Posteriormente acudieron elementos de la Policía Federal y soldados del 91° Batallón de Infantería en busca de los agresores, que no fueron localizados.

Por otra parte, en tierras del municipio de Tonaya, ubicado en la Región Sierra de Amula, fue donde ocurrió el enfrentamiento entre los policías federales y los gatilleros de “El Mencho”, que habría durado más de tres horas.

Por la balacera, un policía federal fue herido en la cabeza, y traslado al referido hospital de la ciudad de Guadalajara.

Además, al final del enfrentamiento entre ambos bandos, cayeron muertos seis sicarios que fueron trasladados al Servicio Médico Forense ubicado en la Perla Tapatía.

Los mismos no habían sido identificados hasta el cierre de la edición, pero se presume que pudieran ser vecinos de la citada región jalisciense.