CIUDAD DE MÉXICO, 14 de abril de 2016.- La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) suscribieron un convenio para dar inicio a los trabajos que concluirán con la creación de un grupo especializado denominado Gendarmería Ambiental, el cual, entre otras tareas, se enfocará a la prevención de los delitos y las faltas administrativas que determina la legislación en materia de protección al medio ambiente.

Rafael Pacchiano Alamán, titular de la Semarnat, reconoció el respaldo de la CNS para conservar la enorme biodiversidad de nuestro país y consideró que la firma del convenio constituye un paso muy importante que formaliza la colaboración, entre las áreas de la procuraduría del medio ambiente y las de dicha Comisión, en la protección de bosques y selvas.

El funcionario federal dijo que una de las prioridades de esta administración es la conservación de los recursos naturales:

“Nadie cuida lo que no conoce. Al sector ambiental le interesa que la gente visite las áreas naturales protegidas y nos ayude a protegerlas”, indicó y explicó que es necesario garantizar la seguridad de los visitantes y combatir las amenazas que las asechan, como la tala ilegal, el furtivismo, las invasiones, el tráfico de especies y otros actos de delincuencia común.

A su vez, Renato Sales, comisionado Nacional de Seguridad, recordó que la comisión a su cargo –a través de la Policía Federal (PF)– está facultada constitucionalmente para investigar y prevenir los delitos en temas ambientales y advirtió que no habrá excepción porque trasgresiones de este tipo son de tanta trascendencia que serán atendidos con la misma gravedad por la afectación que causa a la sociedad.

Añadió que el acuerdo signado permitirá a la División de Gendarmería, por su capacidad de proximidad social y movilidad, y por el vínculo con los flujos productivos, coadyuvar interinstitucionalmente para frenar la trasgresión a la naturaleza, a los parques, a las reservas de la biosfera y para vigilar y cuidar nuestras áreas naturales protegidas.

El convenio, firmado por Renato Sales Heredia y Rafael Pacchiano Alamán, fortalecerá la verificación y vigilancia del cumplimiento de la normatividad ambiental en materia de recursos naturales, a fin de garantizar la seguridad de los visitantes de las áreas naturales protegidas y combatir las amenazas que las acechan.

Entre los objetivos del convenio destacan el salvaguardar la integridad de las personas, garantizar, mantener y restablecer el orden y la paz públicos en las áreas naturales protegidas de jurisdicción federal, así como resguardar la seguridad de las instalaciones hidráulicas y en los vasos de las presas, los embalses de los lagos y los cauces de los ríos, además de que la Semarnat y la CSN, así como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) desarrollarán de manera conjunta la conceptualización, planeación, previsión presupuestal y desarrollo de diversas acciones en favor de un grupo especial policíaco que se dedicará exclusivamente a la atención y prevención de delitos ambientales.

Hasta la década de los setenta, en México operó una policía forestal que dependía de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos y era la responsable de la preservación de bosques y selvas.