MÉXICO, DF 12 de mayo de 2015.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) decomisó 30 piezas de taxidermia en un domicilio particular ubicado en el municipio de Apan, Hidalgo, luego de que el inspeccionado no acreditó la legal procedencia de éstas conforme a la  Ley General de Vida Silvestre. Entre las 30 piezas de ejemplares disecados se encuentran un cuitlacoche montado en una repisa y perchero de madera, un pato golondrino con repisa de madera, una cerceta alas azules, una cola de cacomixtle con base de llavero, así como una cola de armadillo. También una pata de venado cola blanca con base de llavero, un cráneo de venado temazate con base de madera, una piel de víbora de cascabel curtida de 80 cms de longitud, una piel de tigrillo curtida, una base de madera con dos patas de ciervo rojo y una base de madera con silueta de madera de cabeza con dos astas incrustadas de alce. Todas las piezas decomisadas quedaron bajo resguardo definitivo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente a fin de que la dependencia determine su destino final.