MÉXICO, DF, 2 de julio de 2015.- Sobre las costas de la isla de Sajalín, en Rusia, los habitantes encontraron restos de una extraña criatura marina y los científicos están desconcertados porque no saben de qué especie se trata.

El animal, dos veces mayor que un humano y con una enorme boca como el pico de un ave, guarda algunas similitudes con el delfín indio del Ganges aunque a los biólogos marinos les intriga el pelo que este misterioso ser parece tener en la cola.

"Es una especie rara", dijo al periódico Siberian Times Nikolay Kim, subdirector del departamento de Pronósticos del Instituto de Investigación de Pesca y Oceanografía de Sajalín, citado por Infobae.

De acuerdo a lo que consigna el portal del periódico ABC de España, en su opinión, se trata de "un gran delfín" que no vivía en aguas rusas.

"Lo más probable es que el animal fuera llevado por una corriente cálida", sostuvo Kim; para quien sin embargo es "inusual" que tenga pelo.

"Los delfines no tienen ningún tipo de pelaje", subrayó.

El hallazgo de la extraña criatura cerca del aeropuerto de Shakhtersk ha suscitado todo tipo de conjeturas en las redes sociales.

Algunos encuentran semejanzas con un delfín del río Ganges que habita en India, Pakistán, Nepal y Bangladesh. Esta especie, diferente a otras típicas de delfines, posee una pequeña joroba triangular en lugar de aleta dorsal. Sin embargo, su tamaño es mucho menor del animal encontrado en Rusia y no tiene pelo.

"Probablemente, nuestro verano es tan frío que incluso los delfines indios que llegan a estas aguas se cubren de pelo", bromeó uno de los residentes citados por Sakhalin Media.