CIUDAD DE MÉXICO, 6 de febrero de 2016.- El empoderamiento de las mujeres y las niñas es esencial para romper el ciclo de la discriminación y violencia en su contra, así como para promover y proteger sus derechos humanos, informó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En ocasión del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, que se conmemora este 6 de febrero, el organismo advirtió que la educación, dirigida especialmente a varones, permitirá modificar patrones de discriminación hacia la mujer.

La CNDH señaló que los avances que se han obtenido en nuestro país en materia de igualdad de género no son suficientes, así como tampoco basta con tener buenas leyes, sino que éstas deben respetarse y hacerse cumplir, por lo cual la educación y la capacitación deben ser dirigidas de manera especial a los hombres, para mitigar las prácticas discriminatorias hacia las mujeres.

Recordó que la mutilación genital femenina (MGF) comprende todos los procedimientos consistentes en alterar o dañar los órganos genitales de la mujer por razones que nada tienen que ver con decisiones médicas.

Se trata de una práctica reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas.

En diciembre de 2012, la Asamblea General de la ONU aprobó la Resolución A/RES/67/146, mediante la cual exhortó a los Estados, al sistema de la ONU, a la sociedad civil y a todas las partes implicadas a observar el 6 de febrero como el Día Internacional de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina.

 La Asamblea General de Naciones Unidas refrendó su llamado en ese sentido y destacó la necesidad de que este tema se incluya en la agenda del desarrollo posterior a 2015.