CUAUTLA, Mor., 20 de diciembre de 2014.- El secuestro de un diputado local, los asesinatos que continúan en la entidad, como los de representantes populares y estudiantes, las extorsiones a empresarios y comerciantes, son claro ejemplo de que las políticas y acciones aplicadas por el Estado y los municipios han fallado completamente y sólo han generado inseguridad y desestabilidad social en Morelos, afirmó Javier Lezama Rodríguez, ex diputado local y empresario cuautlense.

Asimismo, indicó que, a pesar de lo realizado en algunas localidades, es muy claro que los grupos delictivos han superado a las autoridades y han generado climas de incertidumbre en la entidad:

“Aunque podrían calificar de exageradas estas declaraciones, valdría la pena preguntar antes a las familias del comisariado ejidal de Oaxtepec que fue asesinado semanas atrás, o del comisariado de Yautepec que fue secuestrado y que tras el pago de su rescate apareció con vida o de los ganaderos asesinados en el sur, así como del joven estudiante asesinado hace unos días en Yautepec”, añadió.

Recalcó que la lista de víctimas aumenta de forma dramática, con los comerciantes y empresarios que han tenido que pagar dinero para no ser agredidos por los delincuentes, con los que han tenido que irse del estado por miedo, de quienes viven momentos de angustia cuando les hablan por teléfono para amenazarlos y extorsionarlos.

Para muchos de ellos y sus familias, comentó, la vida ha cambiado y seguramente se encuentran, molestos, frustrados sin la esperanza para creer en las autoridades y las instituciones.

Ante ello, recalcó que es necesario que los funcionarios de primer nivel, gobernador, presidentes municipales y diputados se dejen de los discursos alegres para minimizar la realidad y se pongan a trabajar para acabar con la impunidad que tanto afecta a la comunidad.