MÉXICO, DF., 15 de julio de 2015.- Consulta Mitofsky publicó este martes su encuesta de opinión respecto a la aprobación que la ciudadanía tiene de 21 mandatarios de América, donde México ocupa una evaluación muy baja y la evaluación que los mexicanos hacen del presidente Enrique Peña Nieto muestra que 39 por ciento lo aprueba, ubicándose en el lugar 12 de este ranking.

El primer lugar de aprobación lo tiene, con 89 por ciento, el mandatario de República Dominicana, Danilo Medina, seguido del presidente de Bolivia, Evo Morales, con 75 por ciento y en tercer lugar se encuentra el mandatario panameño Juan Carlos Varela con 63 por ciento, quienes están ubicados con una calificación alta, según Mitofsky.

Otros dos mandatarios con calificación alta son Rafael Correa, de Ecuador (61 por ciento) y el nicaragüense Daniel Ortega, con 57 por ciento, mientras que con una evaluación de niveles de popularidad media (porcentajes menores al 54 por ciento y mayores al 45) están cinco mandatarios:

Tabaré Vázquez, de Uruguay, con una aprobación del 52 por ciento. En la séptima posición se ubican empatados con 47 por ciento de aprobación los ciudadanos de sus respectivos países, Juan Orlando Hernández, de Honduras, y Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador, y en su primera inclusión en este ranking Raúl Castro, de Cuba.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aparece en el décimo lugar, con 46 por ciento, cerrando la evaluación de popularidad media, abandonando la posición que anteriormente tenía de evaluación baja (porcentajes menores a 45 por ciento pero superiores a 35 por ciento) consideramos niveles de popularidad baja, en la que se ubican solo dos de 21 mandatarios:

En el lugar 11 está la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, con una aprobación de 40 por ciento y el presidente mexicano Enrique peña Nieto, con 39 por ciento, se ubica en el lugar 12.

Con menos de 34 por ciento de la aprobación de sus gobernados están nueve mandatarios: Stephen Harper, de Canadá, quien abandona el último lugar del ranking y se coloca con 32 por ciento en el puesto 13, mientras que en el lugar 14 se encuentra Otto Pérez, de Guatemala, con 30 por ciento de la aprobación de sus gobernados.

En el lugar 15 está la chilena Michelle Bachelet, aprobada por 29 por ciento y quien tuvo una vertiginosa caída de 20 puntos en comparación con el último ranking de 2014 que la ubicaba entre los mandatarios con aprobación media. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, cae a la posición 16, con una evaluación muy baja del 28 por ciento.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, con 26 por ciento de aprobación ciudadana disminuye 16 puntos porcentuales y se ubica en la posición 17 y el paraguayo Horacio Cartes se ubica en la posición 18 del ranking de mandatarios con una evaluación muy baja del 25 por ciento.

Luis Guillermo Solís Rivera, de Costa Rica, está en el lugar 19, con una evaluación muy baja con un acuerdo del 20 por ciento, mientras que en Perú, el presidente Ollanta Humala sólo tiene el 17 por ciento de popularidad y se ubica en el lugar 20, en tanto que la brasileña Dilma Rousseff es aprobada por sólo el 10 por ciento de los brasileños y ocupa el último lugar de la evaluación.

Respecto a esta evaluación, Mitofsky recalca que la aprobación ciudadana puede no ser el reflejo de su gestión sino sólo la manera en que la población la percibe y que se forma por componentes sociales e históricos y advierte que como toda encuesta de opinión, los datos presentados reflejan el estado de ánimo y las percepciones de la población al momento de la aplicación de las entrevistas. Y puntualiza que no pretenden ser pronósticos, predicciones o vaticinios, todas las preguntas sin excepción son sólo un indicador de la situación presente en el momento de llevar a cabo el levantamiento de las entrevistas, nada garantiza que los resultados del presente informe sean los que prevalezcan a través del tiempo.