MOSCÚ, Rusia, 30 de mayo del 2015.- En medio del escándalo de corrupción que rodea a la Federación internacional de Futbol Asociado (FIFA) destapado el miércoles, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, felicitó al suizo Joseph Blatter por su reelección al frente del organismo, decidida por los representantes de las diferentes federaciones del mundo.

La declaración resulta reveladora pues uno de los cuestionamientos más fuertes que se han hecho a Blatter es ceder la organización de la Copa del Mundo del 2018 a este país y la del 2022 a Qatar, ambos países con complejidades climáticas que no son consideradas ideales para la realización de la justa mundialista, por lo que muchos especialistas presumen que pudo haber dinero de por medio para convencer a los altos mandos de la FIFA.

"Putin se mostró convencido de que la experiencia, el profesionalismo y la gran autoridad ayudarán a Blatter a seguir ampliando la geografía y la popularidad del fútbol en todo el mundo", señala el telegrama de felicitación, según informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Además, el funcionario subrayó una vez más que “Rusia está interesada y dispuesta a colaborar con la FIFA, en general, y para preparar el Campeonato Mundial de fútbol de Rusia, en particular.

Rusia tiene intención de realizar todos los esfuerzos necesarios para organizar de manera exitosa ese torneo para la popularización del fútbol y para ampliar el millonario Ejército de aficionados a ese deporte", agregó.

Con el escándalo sucedido el miércoles, en Zurich, sede de la FIFA las autoridades de aquel país detuvieron a nueve funcionarios, acto que fue condenado por el mandatario ruso, pues cuestionó la intervención del gobierno de los EU como un intento por impedir la relección del suizo.

"No me caben dudas de que es un claro intento de no permitir la reelección de Blatter como presidente de la FIFA, esto es una burda violación de los principios de funcionamiento de las organizaciones internacionales", dijo.

Además, denunció que algunos países ejercieron "presiones" sobre Blatter "para impedir la celebración del Mundial de Fútbol de 2018 en Rusia".
El ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó, miembro de la ejecutiva de la FIFA, se mostró anoche "satisfecho" con la reelección de Blatter.

"Han sido unas elecciones democráticas. La victoria de Blatter fue justa", dijo Mutkó, quien insistió en que "no hay alternativa a Blatter".
Moscú defendió esta semana la limpieza de su candidatura y descartó que pueda quedarse sin Copa Mundial después de que Suiza abriera un caso penal por las irregularidades en la elección de Rusia y Qatar como sedes de los Mundiales de 2018 y 2022.