MEXICO, DF a 20 de enero de 2015.- El calor excesivo fue la causa por la que se destruyó el ADN y ADN mitocondrial por lo que no se pudo identificar los 16 restos hallados en Cocula y que son analizados en la Universidad de Innsbruck.

Según información de la Procuraduría General de la República (PGR), se notificó que que no se halló cantidad útil que se garantice el perfil genético bajo una técnica de cuantificación muy sensible para calificar el ADN.

Si bien el dictamen establece que "el calor excesivo ha destruido el ADN y el ADN mitocondrial en los restos, por lo menos hasta el punto en que los métodos rutinarios no pueden emplearse para un análisis exitoso", señala la posibilidad de utilizar una tecnología novedosa llamada "Secuenciación Masivamente Paralela" (Massively Parallel Sequencing MPS), por sus siglas en inglés.

“Hay oportunidades de que la MPS proporcione resultados útiles para ayudar a identificar víctimas. No podemos proporcionar un estimado sobre el éxito, pero las especificaciones técnicas de la MPS son más prometedoras que cualquier otro método de identificación genética molecular existente.

“El principal riesgo es que los extractos de ADN sean consumidos sin obtener ningún resultado adicional de ADN que ayudaría en el proceso de identificación.

“Ofrecemos analizar el ADN mitocondrial usando MPS sobre los restos sin costo adicional. Esperamos que estos análisis tomen tres meses, pero no podemos proporcionar una fecha de terminación definitiva”, señala el comunicado de la PGR.