MÉXICO, DF, 14 de mayo de 2015.- La ingobernabilidad que padece Guerrero dejó claro que el Estado necesita una reorganización que podría llevar años para poder ver una pequeña mejoría.

De acuerdo con Clara Jusidman, de Incide Social A.C, la reestructuración de esta entidad deberá concentrarse con la depuración de personal dentro de las instituciones para agilizar el cambio.

“Guerrero necesita una reorganización estatal de manera depurada, nunca lo tuvo bien organizado, por eso ahora vemos todos estos problemas de ejecuciones, desapariciones, secuestros y narcotráfico.

“Ahora es que se dan estos aspectos que tanto afectan a las personas afectadas, ya que no existe una organización ni para impartir justicia y mucho menos para seguir un protocolo forense para la identificación de las víctimas”, dijo Jusidman en conferencia de prensa.

Aseguró que la problemática en Guerrero es que el crimen organizado ha seducido a los municipios más pobres y de ahí obligan a que se sometan a las condiciones de los criminales.