MEXICO, DF, 10 de marzo del 2015.- Nuevamente el baterista Ringo Starr demostró que no es el 'patito feo' de The Beatles al presentarse esta noche en el Auditorio Nacional de la ciudad de México.

Ante un coloso casi lleno, Richard Starkey y su All Star Banda recorrieron varias décadas de rock que fue desde lo más tradicional de su repertorio hasta grandes éxitos de otros grupos de los 70’s y 80’s.

La banda liderada por el ex baterista del Cuarteto de Liverpool fue uno más del show y, aunque fue quien recibió más aplausos, dejo el escenario a sus compañeros, quienes tuvieron la oportunidad de lucirse con magistrales ejecuciones en solo de guitarra, batería, teclado, saxofón y hasta armónica.

En un show que duró casi dos horas, la banda de Ringo abrió con canciones como Matchbox e It don't come easy, esta última de su época como solista.

Interpretó una de sus pocas composiciones como Beatle: Don't pass me by, así como Act Naturally, Boys, I wanna be your man, Photograph y la mitad del concierto la marcó su canción más famosa: Yellow Submarine.

Mientras que su grupo interpretó también, con Starkey en la batería, éxitos de la banda Santana como: Evil ways, Black magic woman y Oye como va; Así como interpretaciones de varios temas de Toto: Roxana, África y Hold the line; también destacó Broken Wings que fuera un éxito de Mr. Mister.

Finalmente Ringo cerró, con los asistentes de pie, con otra de sus canciones icónicas, With a little help from my friends, que apareció en el que es considerado el disco más importante de la era del rock: Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

En lugar de esperar que el público le pidiera otra pieza, Ringo empezó a correr por el escenario, con la diestra en alto mientras hacia su eterno signo de Amor y Paz y lanzaba recuerdos al público.