CIUDAD DE MÉXICO, 7 de marzo de 2016.- Ante las quejas interpuestas por familiares de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, sobre la violación de sus derechos humanos dentro del penal del Altiplano, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) aseguró que lo ha visitado un par de ocasiones para verificar su estado de salud.

El Ombudsman, Luis Raúl González Pérez, reveló que la tercera visitaduría, encargada de los procesos de internos, ha tomado nota de las condiciones del líder del Cártel de Sinaloa, internado en el penal de Máxima Seguridad del Altiplano.

Resaltó que este tipo de personas son sometidas a medidas especiales de seguridad para evitar que se fuguen, por lo que también ponen atención a este tipo de circunstancias.

“La CNDH abre y pone un expediente por queja de familia del señor Guzmán Loera y podemos asegurar que se le ha dado un par de entrevistas y hemos estado al tanto de su estado de salud, a esas personas que están condenadas y pagan por sus faltas, se les prevé que haya medidas especiales para evitar alguna sustracción.

“Debemos verificar los derechos de internamiento, estamos viendo con las autoridades penitenciarias que se vean y vigilen el cumplimiento de los estándares internacionales”, refirió González Pérez.

En el marco de la presentación de la recomendación 25 sobre los agravios a personas defensoras de derechos humanos, el titular de la CNDH reconoció que el estado de salud de El Chapo es adecuada, aunque no especificó los días en que la comitiva del organismo fue al penal.

“De que se ha verificado el estado de salud del interno, sí se ha hecho, la tercera visitaduría llevó a cabo estas visitas, lo que no tengo a la mano son las fechas exactas, pero sólo puedo decir que de su estado de salud es la adecuada”, comentó.

La semana pasada, uno de los abogados del narcotraficante aseguró que su cliente no goza de buena salud y se ha recibido tortura física y psicológica en el interior del Altiplano, por lo que pidió su extradición a Estados Unidos de manera inmediata.