MÉXICO DF, a 05 ddiciembre de 2015.- La ilusión viaja en unas cartas escritas por infantiles manos, que piden, solicitan, exigen a Melchor, Gaspar y Baltazar, los tres Reyes Magos, que les cumplan sus deseos, peticiones y hasta caprichos. Y como son tres los Reyes Magos, deben ser tres los regalos. Las misivas, enviadas por correo, o atadas a globos que se pierden en el cielo, van en camino. La respuesta llegará en las primeras horas de mañana… aunque para los niños más impacientes ya ha empezado la cuenta regresiva: tic, tac, tic, tac…