MÉXICO, DF., 4 de junio de 2015.- Desde el primer minuto de este jueves y hasta el 6 de junio, así como durante la jornada comicial del 7 de junio, quedará prohibida la celebración de reuniones o actos públicos de campaña, de propaganda o de proselitismos electorales y su difusión por cualquier medio, incluyendo radio y televisión, de acuerdo con el acuerdo aprobado por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

En lo que resta del fin de semana, los partidos políticos y sus candidatos, así los aspirantes independientes no podrán difundir por ningún medio o vía propaganda política o electoral, ya que cualquier hecho representará una violación a las disposiciones constitucionales y legales.

Como parte del a veda electoral, los partidos políticos deberán retirar la propaganda electoral que se encuentre en un radio de cincuenta metros de los lugares donde se instalarán las casillas de votación.

Durante este periodo las instituciones gubernamentales, poderes federales y estatales, así como los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público también estarán sujetos a esta normatividad, por lo que deben suspender completamente la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental.

“Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia. En el mismo periodo, continúa vigente la prohibición para la realización y difusión de los informes anuales de labores o gestión de los servidores públicos de cualquier nivel de gobierno en el país”,  precisa el acuerdo.