México no ha cumplido con todas sus obligaciones en materia de tabaquismo a nueve años de haber firmado el convenio marco contra el consumo de esa sustancia, advirtió la representante de la OMS/OPS en la región, Maureen Birmingham.

Durante la conmemoración del Día Mundial sin Tabaco, la funcionaria del organismo internacional reconoció los avances del Estado mexicano en contra del tabaquismo, sin embargo, dijo, "quedan pendientes que requerirán de voluntad política" y confió en que cumplirá con su obligación de garantizar ambientes ciento por ciento libres del tabaco, los pictogramas adecuados en cajetillas y eventualmente un nuevo incremento de impuestos como lo recomienda la OMS, pues "México tiene todo para acabar con la epidemia del tabaquismo".

En un breve encuentro con la prensa al término de la ceremonia, la secretaria de Salud, Mercedes Juan, reconoció que no se ha logrado frenar la venta de tabaco suelto ni incrementar hasta el 75 por ciento el impuesto al tabaco, por lo que es probable que este mismo año se envíe una iniciativa al Congreso de la Unión.

Cada año, el tabaco termina con la vida de seis millones de personas en el mundo. Ello equivale a 50 muertes cada cinco minutos o al desplome diario de 44 aviones con 370 pasajeros cada uno, advirtieron autoridades sanitarias al conmemorar el Día Mundial sin Tabaco.

De continuar la tendencia en el consumo de tabaco, para 2030 el número de decesos aumentará a más de ocho millones anuales.

La titular de la Secretaría de Salud federal, Mercedes Juan, alertó que en el país más de 17 millones son fumadores y que la edad de inicio en ese hábito es de 14 años.