MÉXICO, DF., 8 de enero de 2016.- Aunque la reaprehensión de Joaquín El Chapo Guzmán Loera es un asunto importante, “tampoco en ello se nos puede ir la vida”, aseveró el líder del PRI en la Cámara de Diputados, César Camacho Quiroz, pues señaló que México tiene otros retos como los de carácter económico a los que el Gobierno federal está haciendo frente con eficacia y actitud.

Entrevistado a su salida de la funeraria Gayosso de Félix Cuevas, donde se llevan a cabo las exequias del líder obrero, Joaquín Gamboa Pascoe, el presidente de la Junta de Coordinación Política destacó que el país tiene “un Presidente con agallas, un político comprometido con el Estado de derecho, la legalidad y el combate eficaz a la impunidad.”

Al indicar que la captura del narcotraficante más buscado por el gobierno de Estados Unidos era uno de los pendientes del Estado mexicano, Camacho Quiroz refirió que esta ejecución llega en muy buen momento para acreditar la eficacia y voluntad de la administración pública federal.

Por ello, apuntó que la tramitación de una eventual y pronta extradición del líder del Cártel de Sinaloa no se tiene que descartar.

 “La fuga de El Chapo Guzmán se convirtió en un asunto simbólico, en un reto para la ley y para las instituciones, y un Presidente de la República con arrestos, con fuerza, con decisión, con capacidad ejecutiva y con un gran equipo en la Marina, en la Secretaría de la Defensa Nacional, en la Procuraduría y, por supuesto, en la Policía Federal, han dado buenos resultados”, manifestó el legislador mexiquense.

Afirmó que la reaprehensión de Joaquín Guzmán marcará un hito en el cumplimiento de la ley para la recuperación del Estado de derecho, al que todos los actores están llamados.

El ex dirigente del tricolor adelantó que ahora el Congreso de la Unión debe tiene actitud decisiva y solidaria para atender temas relacionados con seguridad, justicia y combatir a la corrupción, en coordinación fraterna con el Ejecutivo federal.