MÉXICO, DF., 29 de enero de 2016.- Pese a la baja en el precio del petróleo y la crisis internacional que atraviesa el crudo mexicano, las diferentes licitaciones para la adjudicación de contratos para la exploración de pozos petroleros en México, producto de la Reforma Energética, demuestran que el sector de hidrocarburos en México es negocio para los inversionistas extranjeros, aseguró el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya.

"La reforma energética que aprobaron ustedes, no sólo le está rindiendo frutos a Pemex para seguir con su despliegue de inversión hacia adelante, a pesar de las dificultades que tenemos, acudiremos más al sector privado para complementar esta inversión; y nosotros lo vemos con beneplácito, esta reforma hoy tiene a Pemex como un competidor más", refirió Lozoya Austin.

Al participar en la Reunión Plenaria del PRI y Partido Verde en el Senado de la República, el funcionario federal destacó que la crisis internacional ha paleado la empresa, ante la caída prácticamente 80 por ciento del precio de la mezcla mexicana de exportación.

En este panorama, Lozoya Austin recalcó que la situación internacional ha llevado a que las principales empresas petroleras del mundo reduzcan su inversión y proyectos en casi 400 mil millones de dólares.

"Pemex evidentemente no puede ser ajeno a estos ajustes y anticipándonos a lo que ya era una caída paulatina, acelerada, pero no tan pronunciada como en este año", destacó.

El Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell señaló que las participaciones privadas y licitaciones de Ronda Uno ascienden a siete mil millones de dólares, que van a empezar a ver en los próximos meses estas inversiones. 

"Ya lanzamos la cuarta licitación, que ha sido llamada en los medios como la joya de la corona, porque es la de las aguas profundas, implica 10 áreas contractuales de 24 mil kilómetros, recursos prospectivos de 10 mil 889 millones de barriles de petróleo crudo equivalente", precisó Joaquín Coldwell.