CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo de 2016.- El abogado de Joaquín El Chapo Guzmán, Andrés Granados, consideró que su cliente fue trasladado de manera arbitraria del centro penitenciario del Altiplano a Ciudad Juárez, Chihuahua.

"Sí arbitrariamente lo trasladaron a Ciudad Juárez, no dudamos que arbitrariamente lo extraditen" dijo el defensor al periodista Ciro Gómez Leyva en entrevista en Grupo Fórmula.

Tras reunirse el pasado domingo con su cliente por espacio de 30 minutos, Granados dijo que el Chapo aunque está consumiendo medicamentos para controlar su presión arterial se encuentra tranquilo.

"El Chapo me dijo: Yo pensé que iba a ir a comer hamburguesas", indicó Granados.

Entrevistado por separado, el titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, Eduardo Guerrero sostuvo que el traslado del Chapo se hizo con total apego a derecho y se notificó a los juzgados de las 10 causas penales.

El encargado de los centros penitenciarios aseveró que el traslado del Chapo no tiene nada que ver con el proceso de extradición, "eso le corresponde a otra autoridad".