MÉXICO, DF., 8 de noviembre de 2015.- De cara a la dictaminación de la propuesta del Ejecutivo para crear la Secretaría de Cultura, perredistas en la Cámara de Diputados junto con especialistas, académicos, trabajadores y actores en la materia, buscan que sean escuchadas y tomadas en cuenta las voces de todos los involucrados, por el impacto de su contenido.

El anuncio que en semanas anteriores el presidente Enrique Peña Nieto hizo acerca de la creación de la Secretaría de Cultura, ha generado opiniones a favor y en contra, dado que se otorgan facultades de mayor responsabilidad a un área clave de la administración pública federal en el ámbito educativo, que es el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

En mesa discusión y análisis La Cultura es de todos y la hacemos entre todos, organizado por la diputada Cristina Ismene Gaytán Hernández, concluyeron necesario discutir el origen de la iniciativa que afectaría a la estructura orgánica operativa del actual Conaculta en su transición hacia el rango de secretaría de Estado, y donde se encuentran importantes áreas como Estudios Churubusco, Canal 22, El Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto Nacional de Antropología e Historia, entre otros.

La investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Aldir González Morelos, señaló que antes de pensar siquiera en la existencia de una nueva dependencia, es necesario reglamentar el artículo 4, párrafo 2 de la Constitución, para establecer las obligaciones de los gobiernos ante los derechos culturales.

“La cultura y la educación son aspectos trascendentales de la vida de población mexicana, pues en ellas se asientan los fundamentos de nuestra nacionalidad étnica y multicultural, además de ser cimientos de cohesión social, y sobre todo, de reconocimiento del derecho cultural de los mexicanos”, arguyó.

En opinión de la académica, la intención oculta de crear la citada secretaría es para usufructuar de manera privada, el patrimonio cultural del país.

Diego Guerrero García, titular del área de enlace con el Poder Legislativo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), sostuvo que el Estado no debe imponer su visión sobre qué es y qué se debe entender por cultura, porque esto devendría en una postura oficialista.

Cultura debe tener el lugar político que merece como Secretaría de Estado: Aurelio Nuño

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, sostiene que la idea del primer secretario de Educación Pública, José Vasconcelos, de que la educación y la cultura deberían de ir juntas es algo que mantiene y recupera el Presidente de la República.

Nuño Mayer fundamenta que 94 años después de creado el sistema educativo mexicano, se cuenta una red de más de mil museos, con más de 10 mil bibliotecas, con un patrimonio que ha sido incorporado al cuidado del Estado.

Desde esa perspectiva, la creación de la Secretaría de Cultura permite que la cultura por fin tenga el lugar político que merece, al contar con el nivel de una secretaría de Estado.

Esto, de ninguna manera quiere decir que haya una división de una concepción de cómo deben de ir juntas la educación y la cultura, sino todo lo contrario, “todas las instituciones que se dedican a fomentar, a apoyar o a crear cultura del Estado mexicano, pasarían a formar parte o a estar bajo la rectoría de la Secretaría de la Cultura”, explica el titular de la SEP.

En el caso de los trabajadores de Conaculta, o de alguna otra de las instituciones de cultura del país, aclaró que sus derechos laborales estarán total y absolutamente resguardados, pues este cambio a la Secretaría no implica afectaciones a los burócratas.

“Me parece que el pasar a una Secretaría de la Cultura los debe motivar a que la cultura tendrá un lugar mucho más importante del que tenía antes y que, por lo mismo, su trabajo y su función tendrán un impacto y mayor reconocimiento para todo el país”, subraya el encargado de la educación y la manutención de la cultura y sus centros de exhibición e interacción (museos, bibliotecas, escuelas de arte) en el país.