MÉXICO, DF, 20 de abril de 2015.- Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) pidieron a la Procuraduría General de la República (PGR) que se abran dos nuevas líneas de investigación sobre el caso de la desaparición de los 43 normalistas en la ciudad de Iguala, Guerrero.

En la presentación de su segundo informe de actividades, el GIEI argumentó que es necesario que se amplíen otras diligencias para tener mejores informaciones satelitales así como la reconstrucción de los hechos del 26 y 27 de septiembre.

“Se suministró información para abrir líneas de investigación y ampliar las ya existentes, se solicitó a tomar declaraciones, analizar pruebas fotográficas, documentales y de video, entre otras.

“También se solicitó que se complete la información oficial presentada sobre los escenarios en que se dieron los hechos del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014”, dijo Carlos Beristain.

Ante los cuestionamientos que se les hicieron para que revelaran esas nuevas líneas de investigación, Beristain y Francisco Cox negaron dar esta información debido a que, a su consideración, podrían obstaculizar las diligencias de la PGR.

“No queremos dar más detalles de estas nuevas diligencias que estamos solicitando a las autoridades, debido a que se afectarían de manera directa las labores de rastreo y búsqueda que está formando la PGR, por eso no daremos opinión al respecto”, reiteró Cox.

Por otra parte, aseguraron que ya ingresaron la petición para sostener alguna entrevista con personal del Batallón 27 que se ubica en la entrada de la ciudad de Iguala, la cual fue aceptada y se espera que de manera inmediata se les dé respuesta.

Asimismo, informaron que se visitó a 16 personas detenidas por su involucramiento en los hechos de los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, todos internados en el Cefereso 4 de la ciudad de Tepic, en Nayarit.

En este encuentro no pudieron ver a la esposa del ex alcalde iguálense, José Luis Abarca; María de los Ángeles Pineda Villa, ya que solamente se concentraron en ver a los hombres que estuvieron presuntamente ligados a los eventos.

Reconstrucción de los hechos

Con la ayuda de algunos estudiantes de la Escuela Normal Rural que sobrevivieron al ataque, los expertos de la CIDH ubicaron las zonas donde ocurrió la desaparición masiva.

“Permitió calcular mejor las distancias y tener una mejor idea espacial sobre lo ocurrido”. Hasta este momento, dijeron, no tiene aún los elementos para dar a conocer “una verdad histórica”, peros sí lo harán al final de las diligencias “con base en evidencias”.

“Tenemos una visión bastante más clara que hace un mes, tenemos mejores datos y más contrastados”.

El GIEI volverá a México EL próximo 1 de mayo para seguir sus investigaciones y dar algunos detalles de estas actividades.