MÉXICO, DF., 24 de enero de 2016.- La Franja se metió a una de las aduanas más difíciles del futbol mexicano y salió airoso al derrotar, por la mínima diferencia, al actual subcampeón del certamen, los Pumas de la UNAM.

Puebla, además, cerró la cortina y no permitió que los universitarios anotaran, algo que no sucedía en el Olímpico Universitario desde mayo del año pasado.

La primera de peligro fue para el conjunto poblano, al minuto 4, cuando Cristian Bermúdez recibió una pelota en el área universitaria pero no pudo definir en dos oportunidades, se salvaron los locales.

Al minuto 13, Eduardo Herrera se anticipó a la zaga camotera y, a centro desde la esquina de Ismael Sosa, metió un sendo cabezazo que se fue a estrellar en el poste izquierdo de Cristian Campestrini ahogando el gol que ya se gritaba en las gradas auriazules.

Matías Alustiza, al minuto 17, cobró directo una falta, desde tres cuartos de cancha, pero la figura de Alejandro Palacios recostó a su izquierda y tapó el disparo del ariete argentino.

Al minuto 22, Francisco Torres se cruzó ante el violento disparo de Fidel Martínez y, en el desvío, terminó enviando el esférico por encima de su meta preservando, así, el cero en el marcador.

Eduardo Herrera, al minuto 25, recibió una pelota retrasada pero no pudo hacer buen contacto y terminó sacando el balón del área visitante, ya afuera recibió una falta. Javier Cortés fue el encargado de cobrar pero envío su embate por encima del arco.

Al minuto 28, Matías Alustiza se desmarcó y conectó con, la testa, dentro del área felina para cruzar la trayectoria de la bocha, dejar sin oportunidad a Alejandro Palacios y acallar a la parcialidad universitaria con el primer gol del encuentro.

Pasada la media hora de juego y ya con un incesante sol, los Pumas dejaron de buscar el error de la zaga poblana y de dedicaron a buscar espacios con el balón controlado y recurriendo al tiro de media distancia.

En los últimos minutos del primer tiempo La Franja se dedicó a pasear el balón haciendo evidente la pasividad de la marca auriazul y causando chiflados, gritos ocasionados por desesperación de la afición universitaria.

Para la segunda mitad, un cambio por bando, por Puebla Christian Bermúdez dejó la cancha por Christian 'Recodo' Valdés. Pumas, por su parte, mandó a Daniel Ludueña quien entró a la cancha para tomar el lugar de Fidel Martínez.

Apenas al segundo minuto de juego del complemento, Marcelo Alatorre se metió al área poblana y, llegando a línea de fondo, sacó un centro preciso para Eduardo Herrera quién remató pero no pudo darle dirección de gol a su testarazo.

En el minuto 52, Ismael Sosa tomó el balón a las afueras del área visitante recortó en dos ocasiones y disparó, desde fuera del área, pero su embate fue a estrellarse con la humanidad del Pato Araujo.

Al 55', Matías Britos llegó a la cita con un centro proveniente de la banda derecha pero su timing no fue el mejor ya que, al saltar antes, el uruguayo no pudo darle dirección a su remate.

Cristian Campestrini, al minuto 61, se batió en su área en dos ocasiones robándole una clara oportunidad al ariete charrúa, Matías Britos, para mantener su meta en cero ante el constante ataque felino.

Al minuto 65, Marcelo Alatorre dejó el terreno de juego para darle entrada al chileno Mathias Vidangossy, Guillermo Vázquez se la jugó metiendo a un medio ofensivo y sacando del campo a un lateral nominal como lo es el Chelo.

En la marca de los 70 minutos, los Pumas tuvieron una nueva oportunidad vía tiro libre pero el cobro de Daniel Ludueña se fue por un lado del arco que defiende Campestrini.

El colombiano Luis Quiñones hizo su aparición al reemplazar a Luis Fuentes, al minuto 75, el movimiento despertó levemente a la grada universitaria quienes aplaudieron discretamente la modificación.

Un minuto más tarde el Macue Robles recibió el esférico fuera del área puma y, de volea, conectó pero su remate fue a estrellarse en el larguero ante el suspiro colectivo de alivio de los universitarios.

Para el minuto 80 y con los Pumas volcados al frente la afición auriazul empezaba a buscar, cabizbaja, las salidas del inmueble ubicado al sur de la Ciudad de México.

Cristian Campestrini fue expulsado, al minuto 84, tras recibir en dos ocasiones la tarjeta amarilla, ambas por hacer tiempo en su despeje. La parcialidad felina festejó la expulsión del arquero argentino cual si fuera un gol y con sendos gritos de "¡Fuera, fuera!", entre otras linduras, despidió al cancerbero.

Ramón Arias se puso el buzo y guantes de arquero para defender el arco poblano en los últimos minutos.

Al minuto 89, Arias tapó un remate con la testa de Luis Quiñones ahogando el festejo de la grada universitaria quienes ya se frotaban las manos al ver a un portero improvisado en la meta poblana.

Los cinco minutos que agregó el colegiado no bastaron para que los Pumas consiguieran el empate pero si para que Ramón Arias se quedara con un remate de Gerardo Alcoba acallando a las miles de alamas que colmaron este domingo el Olímpico Universitario.