MÉXICO, DF, 1 de abril de 2015.- La Policía Federal recuperó aproximadamente 148 mil litros de combustible, ubicó dos tomas clandestinas y aseguró cinco vehículos durante operativos realizados en los estados de Puebla, Nuevo León, Tamaulipas, Guanajuato y Chihuahua, informó la dependencia mediante un comunicado.

La primera acción ocurrió en Huauchinango, Puebla, sobre la carretera México-Tuxpan, a la altura del kilómetro 138+800. Ahí, policías federales marcaron el alto al conductor de un tractocamión acoplado a remolque tipo tanque, mismo que transitaba sobre la línea divisoria de la carretera.

Como resultado de la inspección, los efectivos se percataron que los sellos de las válvulas presentaban alteraciones, y que el chofer no contaba con documentos que ampararan la procedencia ni el traslado legal del carburante.

Ante la probable comisión de un delito, quien dijo llamarse Luis Alberto C fue detenido y, junto con el vehículo y cerca de 66 mil litros de diésel, quedó a disposición del Ministerio Público de la Federación en la capital de Puebla.

El segundo operativo tuvo lugar en Cadereyta Jiménez, Nuevo León, a la altura del kilómetro 038+400 de la carretera Monterrey-Reynosa.

En ese lugar, personal de la corporación ubicó un tractocamión acoplado a semirremolque tipo tanque, estacionado sobre el acotamiento, en aparente estado de abandono. Los policías federales revisaron el área de carga y observaron que la escotilla no tenía sello de seguridad y que de ella emanaba un olor característico al del combustible. Descubrieron que el tanque estaba cargado a toda su capacidad y contenía un aproximado de 45 mil litros de gasolina.

El vehículo y el combustible quedaron a disposición de la Agencia Especializada en Robo de Hidrocarburos adscrita al Ministerio Público de la Federación, en General Escobedo, Nuevo León, para las investigaciones correspondientes.

El tercer aseguramiento se llevó a cabo en Tamaulipas, donde personal de la División de Gendarmería de la Policía Federal localizó, en las inmediaciones del municipio de Altamira, un tractocamión acoplado a remolque tipo tanque estacionado.

La unidad estaba cargada con aproximadamente 28 mil litros de hidrocarburo y se encontraba conectada con una manguera a una toma clandestina, de la que presumiblemente, se obtenía el combustible. La toma fue asegurada de acuerdo con las indicaciones de Petróleos Mexicanos. En el lugar también fue hallada una camioneta pick up con el motor encendido y cargada con pala, válvulas, mangueras y otras herramientas.

Los dos vehículos y el carburante quedaron a disposición de la Agencia Especializada en Robo de Hidrocarburos, adscrita al Ministerio Público de la Federación en Altamira, Tamaulipas.

El cuarto aseguramiento se registró en el estado de Guanajuato, a la altura del kilómetro 114 de la carretera Iguala-Zacatecas, donde personal de la corporación detuvo la marcha de un vehículo tipo tanque que transportaba presumiblemente cuatro mil litros de diésel.

Al no contar con el permiso de traslado del líquido, el conductor quien se identificó como Daniel Óscar B fue puesto a disposición del Ministerio Público Federal en Celaya, Guanajuato, para deslindar responsabilidades.

En una última acción, tras realizar acciones de manera coordinada entre la Policía Federal y personal de Petróleos Mexicanos, tendientes a inhibir el robo y la distribución ilícita de hidrocarburos, fue asegurado un cargamento que ascendería a cinco mil litros de combustibles en el estado de Chihuahua.

Al patrullar sobre una brecha de terracería del camino nacional Delicias-Chihuahua, los efectivos federales localizaron a la altura del kilómetro 207+500 una toma clandestina y un camión tipo caja en aparente estado de abandono, cargados presumiblemente con el diésel.