IGUALA, Gro., 10 de octubre de 2014.- La entrada para las nuevas fosas que anunció el procurador de la República, Jesús Murillo Káram, se encuentran resguardadas por elementos de la Policía Federal (PF), de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Marina (Semar).

En la colonia Ignacio Altamirano, a un lado de Pueblo Viejo donde se hallaron las primeras fosas clandestinas, se encuentran ya en resguardo, por lo que se imposibilita el acceso y sólo es posible acercarse a poco más de dos kilómetros.

Quadratín México visitó la zona en cuestión y la presencia de peritos de la Procuraduría General de la República (PGR) no fue percibida y tampoco de camionetas del Servicio Médico Forense (SEMEFO), como sucedió el domingo pasado cuando salían unidades con restos humanos.

Hasta el momento no se ha revelado la ubicación exacta de las nuevas fosas donde, se presume, hay más cadáveres de estudiantes normalistas, que fueron secuestrados el pasado 26 y 27 de septiembre.