MÉXICO, DF, 8 de febrero de 2015.- "Nosotros vamos a ir buscar la alianza con los electores michoacanos", aclaró el presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Navarrete Ruiz, ante la versión de una posible alianza de facto con el PRI, la cual desechó y exigió al gobierno federal respeto en todos los procesos electorales, principalmente a los que se realizarán en Michoacán y Guerrero.

En la víspera del quinto Pleno Ordinario del Décimo Consejo Estatal de Michoacán, el dirigente nacional del PRD manifestó que  declaraciones surgidas en columnas políticas respecto a una posible alianza del PRD con el PRI son meras especulaciones y esto acontece,  precisó, según un comunicado oficial del instituto político., porque el PAN se siente perdido rumbo a la elección del 7 de junio.

"Entiendo que están desesperados, no es lo mismo la hermana del Presidente candidata, que la hermana del ex presidente candidata, por tanto como se sienten descobijados desde Los Pinos arman versiones y trascendidos de esa naturaleza", señaló.

No obstante, Navarrete Ruíz dijo que el PRD va a abrir sus puertas, "está abierto a recibir a hombres y mujeres que estén convencidos de que necesitamos una nueva etapa".

En este sentido, el líder nacional del PRD anticipó que la campaña electoral será de propuesta, como parte de un nuevo comienzo para Michoacán.

"Silvano -Aureoles- es el candidato de los michoacanos, hoy del PRD. Espero que pronto se demuestre que tienen confianza en un nuevo liderazgo, un hombre que trae un proyecto nuevo para Michoacán", expresó.

Desde Michoacán, el dirigente nacional del PRD, exhortó al gobierno federal a mantener una actitud de respeto hacia los procesos electorales de Michoacán y Guerrero, como en el resto del país.

"Guerrero y Michoacán son dos estados que requieren una atención especial del gobierno de la República para garantizar que el derecho constitucional de elegir se concrete", subrayó.

Insistió en que el gobierno federal debe hacer acto de presencia para cuidar que esto no se desborde, así como garantizar la actuación del INE y sobre todo que los ciudadanos acudan en junio con toda libertad.