CIUDAD DE MÉXICO, 30 de enero de 2016.- El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, reportó saldo blanco por el operativo para aminorar el megarrecorte de agua en 13 delegaciones.

El mandatario capitalino acudió al centro de monitoreo de la ciudad, conocido como C-4, y desde ahí informó que no ha habido reportes sobre incidentes.

“El reporte en este momento es un saldo absolutamente blanco de incidentes, no tenemos ningún incidente reportado, ha habido algún cierre de circulación, que no tuvo tiempo prolongado en cuanto al mismo, pero fuera de eso no tenemos ningún otro reporte”, afirmó.

Añadió que se ha abastecido con mayor número de pipas a las zonas que más lo requieren, como es Iztapalapa, donde desde el inicio del operativo, el 28 de enero, se ha enviado más vital líquido.

Es la delegación que más solicitudes ha hecho, con 169, seguida de Venustiano Carranza con 108, Cuauhtémoc con 100, Benito Juárez con 92, Coyoacán con 52, Azcapotzalco con 18, Álvaro Obregón con 17 y Cuajimalpa con cinco.

Respecto a las denuncias recibidas sobre abusos explicó que son tres las que se registran, unas de las cuales era porque se pedía agua para comercio informal, otra por posible solicitud de dádiva de operador de pipa y en la última se solicitaba que fuera de norma para una jefatura de departamento en Álvaro Obregón.

Señaló que al tratarse de denuncias preventivas, al atenderse las conductas fueron inhibidas y ya no se cometieron.

Mancera afirmó que cada una de las pipas que distribuyen agua debe ir con un documento de validez de parte del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) para evitar que den a quien no la necesita o intente lucrar con ellas.