CIUDAD DE MÉXICO, 16 de abril de 2016.- Con un enérgico llamado a las tropas a no consentir actos que atenten contra la vida y la integridad, el Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, ofreció disculpas por el caso de la mujer que fue torturada por dos militares y una policía federal en febrero de 2015 y cuyo video se difundió en redes sociales.

“En nombre de todos los que integramos esta institución ofrezco una disculpa a la toda la sociedad agraviada por este evento”, expresó al encabezar un mensaje a los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para reforzar su actuación en el respeto irrestricto a los derechos humanos.

En la explanada Damián Carmona del Campo Militar número 1-A, Cienfuegos Zepeda aseguró ante 26 mil soldados y una transmisión en vivo para 130 mil elementos más, que ningún soldado puede consentir a quien atente contra la vida y la integridad.

“Que quede claro, no debemos ni podemos enfrentar la ilegalidad con más ilegalidad, la delincuencia se contiene con la ley en la mano”, sentenció.

Aseguró que en el caso de tortura ocurrido en Ajuchitlán, Guerrero, en febrero de 2015, la Sedena actúo con prontitud a partir de conocerse el hecho.

Para que los inculpados respondan por delitos del orden militar, dijo que también se dio intervención al ministerio público de la federación.

“Tenemos la ineludible obligación de denunciar actos desleales”, afirmó.

El Secretario de la Defensa Nacional reiteró a sus tropas que para la sociedad, hoy las fuerzas armadas son significativamente confiables.

Señaló que la conducta de quienes integran el Ejército debe ser intachable, porque esta “es una obligación ética y moral que debemos a cumplir a cabalidad”.

“Los invito, los exhorto, los instruyo a que no permitamos estos hechos”.

Consideró que estas decisiones irracionales e individuales indignan como personas y soldados y denigran ante los demás.

Reiteró que seguirán coadyuvando en los ámbitos donde sea necesaria la seguridad pública.