CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo de 2016.- Frente al proceso electoral que se desarrolla en Estados Unidos, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que hoy más que nunca tiene una enorme vigencia el precepto juarista: “Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Al encabezar la entrega de la infraestructura vial de la Zona Metropolitana Tijuana-Rosarito-Tecate, el Primer mandatario dijo que no está de acuerdo con expresiones discriminatorias hacia mexicanos y latinos, en alusión a las declaraciones del aspirante presidencial republicano Donald Trump.

En presencia del gobernador de Baja California, Francisco Arturo Vega de Lamadrid, destacó que sólo en los estados de la frontera con California se integra una gran comunidad binacional de seis millones de habitantes.

Desde una perspectiva global, Peña Nieto recalcó que actualmente las fronteras se reducen y los que pretenden aislarse optan por una vía equivocada, no obstante México seguirá construyendo una relación constructiva con Norteamérica.

De la misma manera, dejó en claro que México no permitirá que otro país intervenga en los asuntos internos electorales, así como el Estado se mantiene respetuoso de la situación en el vecino país.

 “No habremos de meternos en los asuntos de otros, como tampoco habremos de permitir que otra nación, ni Estados Unidos, intervenga en los procesos internos electorales de nuestro país”, expresó el mandatario federal.

En datos relevantes, enfatizó que la relación binacional en más de tres mil kilómetros de frontera –la más ocupada que cualquier otra que hay en el mundo– se comercia hasta 150 mil millones de dólares y alrededor de un millón de mexicanos cruza diariamente hacia Estados Unidos de manera legal.

Además, gracias a las exportaciones se han dado seis millones de empleos, siendo el destino comercial más importante; “lo que exporta Estados Unidos hacia México, es casi lo mismo que exporta a todos los países de la Unión Europea”, reafirmó durante su gira de trabajo en el municipio de Rosarito, Baja California.