MÉXICO, DF, 24 de enero de 2016.- La llegada del Papa Francisco a Chiapas, durante su visita a México, será con el simple objetivo de convivir y conocer la cultura de la comunidad indígena del estado sureño.

En conferencia de prensa, el obispo de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Felipe Arizmendi, aseguró que la llegada del Santo Padre tendrá la intención de mantener reuniones y diálogos con aquella comunidad creyente o no de la religión católica.

Chiapas es el estado con el menor número de fieles católicos de México, con apenas la mitad de su población, mientras que el restante 50 por ciento ha manifestado que busca algún tipo de acercamiento con el Papa para tener una cita, serán más para convivencia que folclor, aspectos políticos o de conflictos.

“Estamos muy ilusionados con la visita del Papa y viene para la unión social y de todas las clases, pero sobre todo a los más excluidos como son los indígenas, estamos muy ilusionados de que sostenga estas reuniones para que se acerque a la gente.

“Esto va más allá del folclor que cuenta el Estado, simplemente es tener una relación más de cerca con los indígenas, con aquella parte de la sociedad que no es creyente, que se mantendrá con respeto”, aseguró Arizmendi.

Dentro de las actividades, el 15 del presente mes se dará el encuentro con pueblos indígenas en San Cristóbal, donde Francisco ofrecerá una misa ante 90 mil personas a las 10:15 horas.

“Es importante recalcar que el Papa no viene no viene sólo para estar con indígenas, sino con toda la comunidad eclesial, indígena y mestizos, dando prioridad a quienes muchas veces han sido postergados.

“El Papa no viene a enfrentar a los grupos sociales sino a tender puentes, a ayudarnos a derribar muros que separan, a animar la integración humana y cristiana de pobres y ricos, de indígenas y mestizos, de quienes viven su fe en forma más tradicional y quienes la sumen con su dimensión social imprescindible”, dijo.

También recalcó que comerá con ocho indígenas que fueron seleccionados tras una consulta a la comunidad diocesana.

Mientras que la Misa será proclamada en ch'ol, tzotzil, y tseltal por los mismos indígenas, los cantos serán en castellano, tsetsal, tzotzil y mixe de Oaxaca.