MÉXICO, DF., 17 de abril de 2015.- El candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a la delegación Cuauhtémoc, Ricardo Monreal prometió que apenas arranquen las campañas, este 20 de abril, él y el partido que lo abanderará llevarán la fiesta en paz con el Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera.

“Yo creo en Miguel Ángel Mancera, yo voté por él, es un hombre bien intencionado, republicano, demócrata, con él no vamos a pelear, voy a actuar con responsabilidad porque si logramos triunfar tengo que hacer acuerdos con él y estoy seguro que va a ayudar a la delegación. Si logramos triunfar no voy a pelearme con Miguel Ángel Mancera a quien respeto y estimo”, dijo el diputado federal con licencia.

El ex priísta y ex perredista acudió a la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) a presentar su libro “Errar es humano, rectificar es política”, invitado por el diputado local y recientemente convertido al morenismo, Vidal Llerenas.

Monreal aclaró que si bien no enfocará sus baterías contra el jefe de Gobierno, sí mantendrá sus denuncias de compra de voto y entrega de despensas de parte de las autoridades de la delegación, actualmente gobernada por el PRD.

“Es un acto abusivo acto anticipado de campaña y debería actuar la autoridad, ya denunciamos ante la Contraloría, ante la Procuraduría, está la denuncia ya presentada, siguen repartiendo con cinismo absurdo burlándose de todos”, aseguró.

El ex gobernador zacatecano y ex senador por el mismo estado ahora busca ganar un puesto de elección en el DF, y en la víspera del inicio de las campañas por las delegaciones, en la que él apunta a ser un protagonista, dijo estar tranquilo porque consideró que él es el adecuado para gobernar Cuauhtémoc.

“Lo que exige la delegación es que la gobierne un hombre maduro, sensato, capaz de conciliar a todos. Sería muy malo que entrara a una espiral de confrontación con los que tengo que tener coordinación, no me preocupa otra cosa”, afirmó.

Cuestionado sobre si no le preocupaba incurrir en algún delito electoral por presentar su libro en un recinto público, que curiosamente se ubica en la delegación Cuauhtémoc, lo descartó y pidió no exagerar.

“No exageren, al contrario en lugar de preguntar sobre el contenido del libro están en una sesión absurda, me parece una exageración que por presentar un libro estén ofendidos, no creo que sea eso conveniente, es parte de lo que sufrimos de hostigamiento y persecución en esta delegación, es parte del temor porque va a haber un cambio. Cualquier cosita, de todo se hace un gran problema por la presentación del libro, en mi discurso nunca llamé a nada más que la presentación del libro agradeciendo en campaña deberían ser más plurales con opositores, no se carguen tanto a los que son el gobierno”, expresó a medios de comunicación que acudieron a la presentación.

Llerenas también fue consultado al respecto y dijo que no veía un problema en que se presentara un libro.

“Presentar un libro es frecuente en la ALDF, ya habíamos presentado otro”, dijo el ex perredista y candidato a diputado federal por Morena.

Cuestionado sobre por qué el área de Comunicación Social de la ALDF no incluyó la presentación del libro en su agenda, respondió que desconocía las razones.