MORELIA, Mich., 21 de diciembre de 2021.- Un total de mil 100 cadáveres sin identificar han sido enviados a la llamada fosa común entre 2017 y 2021, afirmó el fiscal general de Michoacán, Adrián López Solís.

Precisó que el número de cuerpos no identificados ha ido en aumento durante los últimos cinco años, ya que en 2017 fueron 132, en 2018, 176; en 2019, 222; en 2020, 291 y este 2021, con corte al 30 de noviembre, suman 279.

En rueda de prensa realizada en el salón de ex procuradores, señaló que todos esos cuerpos fueron enterrados en diversos panteones del estado, ya que la Fiscalía ha recibido el apoyo de los ayuntamientos.

A la fecha siguen quedando dispersos los cuerpos de las víctimas de la violencia porque no ha entrado en operación el panteón forense, para el que la Fiscalía hizo las gestiones para conseguir el terreno y los recursos para su construcción, pero el año pasado, cuando ya había recursos para iniciarlo, se trasladó al Ejecutivo estatal porque los recursos se bajaron a través de la Comisión Estatal de Búsqueda.