CIUDAD DE MÉXICO, 22 de octubre de 2019.- Además de comparecer para rendir cuentas sobre el estado que guarda la seguridad en el país, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, tendrá que remitir por escrito, a la brevedad, un informe detallado sobre los hechos del pasado 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, salvaguardando la información clasificada como reservada o confidencial.

En Pleno la Cámara de Senadores aprobó en sesión ordinaria de este martes un punto de acuerdo para convocar al secretario de Seguridad a reunión de trabajo, aunque todavía está por definir si el funcionario lo hará ante el Pleno o en comisiones.

Este lunes, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Monreal, dijo en entrevista a Quadratín México que Durazo Montaño sería llamado a comparecer en las comisiones de Seguridad Pública y Justicia.

La solicitud de la comparecencia surgió a partir de que los senadores Mauricio Kuri González, del PAN, e Imelda Castro Castro, de Morena, presentaran, por separado, dos puntos de acuerdo relativos a los hechos que sucedieron la semana pasada en Culiacán, Sinaloa. 

El coordinador de Acción Nacional recordó que este martes se cumplen los seis meses que el Presidente de la República solicitó para comenzar a dar resultados en materia de seguridad, pero con lo sucedido en Culiacán y las pésimas cifras de combate a la delincuencia, “se demuestra que ni saben, ni quieren y ni pueden dar seguridad a los mexicanos”.

En tribuna criticó que a la administración federal se le han otorgado todas las herramientas que pidió para combatir la inseguridad. “Le dimos la Guardia Nacional, así como las figuras de extinción de dominio y prisión preventiva oficiosa; no obstante, los primeros 10 meses de este gobierno han sido los más violentos de la historia”, refirió.

En su opinión, lo sucedido en Culiacán y el aumento generalizado de la delincuencia, “demuestra no sólo un operativo fallido, sino una estrategia de seguridad fallida completamente”. El panista estimó necesario adelantar la comparecencia de Alfonso Durazo.

A nombre de la bancada de Morena, Imelda Castro reconoció la innegociable obligación del Estado de garantizar la vida por encima de cualquier estrategia u operativo. Afirmó que la prudencia y serenidad deben revestir cada una de las acciones que se concreten desde los distintos ámbitos gubernamentales.

Consideró prudente evaluar las estrategias de seguridad que se implementan, a efecto de que los senadores puedan contribuir al fortalecimiento de las tácticas que garanticen la paz y seguridad tan anheladas por los mexicanos.

La legisladora señaló que los hechos ocurridos en Culiacán, conmovieron al pueblo de México, pues la violencia es uno de los flagelos que en los últimos sexenios ha lacerado la cotidianeidad de millones de personas.