CIUDAD DE MÉXICO, 15 de octubre de 2018.- El presidente nacional del PRD, Manuel Granados, reconoció que ya no cuentan con suficiencia presupuestal para mantener la nomina actual del partido, por lo que liquidarán a 193 trabajadores sindicalizados conforme a la ley, para lo cual, dijo, sí cuentan con los recursos que serán entre 35 y 36 millones de pesos.

En conferencia de prensa, el líder partidista señaló que de estos 193 trabajadores, 58 ya aceptaron el retiro voluntario, mientras que los demás serán liquidados conforme lo establezca la ley, pues señaló que nunca se violentarán sus derechos; y agregó que seguirán manteniendo comunicación con el sindicato de trabajadores del partido.

“Más irresponsable sería tener trabajadores sin poderles cubrir un salario, ya no tenemos suficiencia presupuestal para pagar una nomina del tamaño que tenía el PRD, hoy tenemos que ajustarnos a la nueva realidad por muy dolorosa que sea.

Tenemos la suficiencia presupuestal correcta, que asciende a 35 o 36 millones de pesos, que estaremos dejando en garantía para que a los trabajadores se les liquide conforme a la ley. No habrá esquema de privilegios para nadie, estaremos tomando decisiones esta semana”, apuntó.

Explicó que la deuda actual del PRD asciende a 125 millones de pesos derivados de una multa impuesta por el INE al partido, cuando Andrés Manuel López Obrador era el candidato a la Presidencia por el PRD en 2012, los que ahora están pagando y que representan, dijo, una reducción del 50 por ciento de las prerrogativas.

También señaló que la situación que enfrentan, se debe a la disminución en las prerrogativas que recibirán debido al resultado obtenido en las pasadas elecciones, sin embargo, enfatizó que no tienen deuda con los proveedores, no deben impuestos ni rentas, “hoy tenemos unas finanzas de lo más sanas que hemos tenido, hoy tenemos suficiencia presupuestal para poder garantizar la liquidación de los trabajadores”.

Manuel Granados, rechazó tajantemente las versiones periodísticas que afirman que le pidieron ayuda al senador Miguel Ángel Mancera o, incluso, al mismo Presidente electo.

En tanto, el secretario General del partido, Ángel Ávila, negó que el PRD vaya a desaparecer, sino que va a transformarse y renovarse; destacó que inició un proceso de diálogo para conocer el perfil de oposición que deberán ser ante el próximo gobierno.

“El PRD se va a transformar, hay PRD para rato, porque hay mucha militancia, muchos ciudadanos que siguen confiando en el PRD (...) El PRD se va a transformar, vamos a iniciar un largo proceso de discusión y reflexión, y seguramente saldremos fuertes en este proceso de renovación que acabamos de empezar”, puntualizó.