CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre de 2019.- Luego de la rispidez llegó el diálogo, los acuerdos y los compromisos entre diputados federales y alcaldes del país, quienes lograron el compromiso de reasignación de más de 32 mil millones de pesos para sus municipios que se prevé se vean reflejados en el próximo Presupuesto de Egresos.

Tras poco más de dos horas y media de reunión en lo que se conoce ya como la sede alterna, el restaurante Sanborns, ubicado atrás de la alcaldía Venustiano Carranza, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, aseguró "(alcaldes) se van pero rechonchos" por los recursos que lograron obtener en el próximo PEF.

En el documento de 10 puntos que acordaron, destaca la reasignación de recursos en materia de seguridad a través del Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), para el fondo de infraestructura, así como la atención a los pueblos mágicos, comunidades indígenas, fondo migrante y a los municipios de Jojutla, para atender la reconstrucción por los sismos de 2017, y Tlahuelilpan, que sufrió los estragos del huachicol.

"Se van a mantener en términos reales las participaciones y aportaciones federales para el 2020 a estados y municipios en 31 mil millones de pesos, no van a perder recursos; se revisarán las reglas de operación del Fondo de Aportaciones a Infraestructura Social (FAIS).

"El Fortaseg, en este 2019, tuvo un monto de cuatro mil millones de pesos y para el 2020 se proponen tres mil millones de pesos; los municipios tienen muchas necesidades en términos de seguridad, entonces hicimos el compromiso de llevar el Fortaseg al monto de 2019, es decir, incrementarlo mil millones para que queden cuatro mil millones", detalló.

Sostuvo que se pondrá un tipo de candado a través de un artículo transitorio para que los recursos sí lleguen a los municipios y no se queden en los gobiernos estatales.

También se revisarán los adeudos que los municipios tienen con la Comisión Federal de Electricidad, el ISSSTE y el IMSS; así como la revisión en el PEF de los pasivos con Conagua y Hacienda en materia de retención de ISR de los trabajadores.

Sobre el fondo migrante que viene en ceros en la propuesta, ahora se destinarán alrededor de 300 para atender la crisis migratoria que viven varios municipios.

Delgado indicó que pedirán al Gobierno federal que haga un desglose de toda la inversión federal que hay por municipios, para dejar muy claro lo que se destina y para qué; asimismo, señaló que se hará un catálogo de obras inconclusas, de las cuales, dijo, HY en muchos municipios, desde hospitales, rastros, puentes, ente otros.

Los alcaldes se comprometieron a ejercer los recursos con transparencia, eficacia y adoptar principios de austeridad y combate a la corrupción, en línea con lo que está haciendo el Gobierno federal.

Mario Delgado reconoció la disposición de los alcaldes para dialogar y lograr llegar a los acuerdos posibles con base a lo que se tiene en el proyecto de Presupuesto.