CIUDAD DE MÉXICO, 29 de junio de 2020.- Ante la celebración de un primer período extraordinario de sesiones en la Cámara de Diputados, ya se preparan los espacios y se establecen las medidas de seguridad sanitaria que deberán cumplir los asistentes el próximo 30 de junio.

En ese sentido, la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política (Jucopo) aprobaron un protocolo sanitario, con el fin de poder realizar de manera segura la sesión extraordinaria con el mínimo de personas en el Palacio Legislativo, donde, señalaron, se privilegiará la salud y vida de todo el personal que ingrese.

Por lo que se decidió limitar el número de personas que ingresen al recinto legislativo, entre diputados, asistentes, personal de la Cámara y medios de comunicación.

Asimismo, como parte de este protocolo, desde el pasado viernes 26 y hasta este lunes 29 de junio, se realizaron pruebas PCR a todas las personas que acudirán al extraordinario, sin embargo, esta medida no fue obligatoria para los diputados federales.

Y aunque no se ha dado a conocer cuántos diputados sí se hicieron la prueba, ya sea en el modulo instalado en San Lázaro o por su cuenta, varios han optado por tomar la responsabilidad de hacerlo y dar a conocer sus resultados, como el caso de dos diputadas del PAN, una de ellas Adriana Dávila, quien dio positivo.

En tanto, sobre el protocolo que se implementará al interior del recinto con base al acuerdo aprobado, en el Salón de Plenos se limitará la acceso a 51 diputados separados por dos curules de distancia, más los integrantes de la mesa directiva, mientras los demás seguirán la sesión desde sus oficinas.

Al respecto, los diputados que estarán presentes en el Salón de Plenos, serán en proporción al número de cada grupo parlamentario, por lo que, Morena tendrá 26 diputados presentes; PAN, ocho; PRI, cinco; PT, cuatro; Movimiento Ciudadano y Encuentro Social, tres cada uno; el Partido Verde Ecologista y el PRD, uno respectivamente.

También se dejará ingresar a un asesor o enlace por grupo parlamentario; mientras que, durante la votación se les irá llamando por orden alfabético e irán ingresando en grupos de 50 para emitir su voto y salir del salón, con el objetivo de evitar la concentración de personas.

Sobre las medidas tomadas anteriormente en la cámara baja, el acuerdo señala que continuarán aplicándose, por lo que no se convocará al personal catalogado como población vulnerable, es decir, mayores de 60 años, personas con enfermedades crónico-degenerativas, mujeres embarazadas y/o personas a cargo de menores de cinco años de edad, además.

También se informó que se tomará la temperatura en cada una de las entradas del recinto y el uso de cubrebocas será obligatorio, aunque se prevé que este último punto no sea respetado por algunos legisladores de la mayoría, quienes han expresado públicamente su desacuerdo por utilizar este medida, como el caso del diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña.

De igual forma, se sanitizaron diversos espacios como el Salón de Sesiones y todas las áreas laborales del recinto que serán utilizadas; además, se entregarán equipos de protección a cada persona que entre al Palacio Legislativo, que consisten en cubrebocas y careta.

Cabe recordar que la convocatoria al período extraordinario, es para analizar y en su caso aprobar las minutas que lleguen del Senado, sobre armonización de diversas leyes y reformas relacionadas al Tratado Comercial México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), las cuales incluyen a: 

La Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, en materia de protección a la innovación industrial; Ley Federal de Derecho de Autor, en materia de medidas tecnológicas de protección al derecho de autor; Código Penal Federal, en materia de sanciones a la grabación organizada de obras cinematográficas.

La Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación y reforma y adiciona la Ley Aduanera, en materia de actualización de aranceles; y la Ley de Infraestructura de la Calidad y se abroga la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.