CIUDAD DE MÉXICO, 15 de enero de 2020.- Si bien el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador ve con buenos ojos la reducción del dinero de los mexicanos que se gastan los partidos políticos, se pronunció en contra de una nueva reforma electoral.

Durante la conferencia matutina de este miércoles, el Primer Mandatario señaló que más allá de buscar plasmar en la Ley algunos cambios, lo que se debe de garantizar es que no haya impunidad.

“Es mucho el dinero que manejan los partidos, y ya son otros tiempos, nunca debieron manejar tanto dinero y los organismos electorales no demostraron eficacia al contrario fueron cómplices de frades electorales y costó muchísimo mantener esas instrucciones esos aparatos”, señaló el Jefe del Ejecutivo.

“Y lo mismo en el caso de los partidos, se debe seguir insistiendo en que se reduzca el monto del dinero que se entrega a los partidos”, afirmó en el Salón Tesorería de Palacio Nacional.

Insistió en que con el marco legal actual es suficiente para que no haya fraude, pues “fue una Reforma que se hizo con transparencia, ahora el fraude electoral, antes ni siquiera se usaba la palabra fraude, como no existía la palabra corrupción en la Ley, ahora son delitos graves”.

“No hace falta una gran reforma política electoral, que haya voluntad política para que se castigue cualquier delito electoral y no haya impunidad”, apuntó.