CIUDAD DE MÉXICO, 19 de octubre de 2020. — El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, indicó que las pruebas que surjan de la investigación en contra del general Salvador Cienfuegos en los Estados Unidos podrían desprender una serie de investigaciones en contra de funcionarios de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la que fue titular.

Durante la conferencia matutina de este lunes en el Salón Tesorería del Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo evaluó que existieron complicidades dentro de las Fuerzas Armadas, durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto cuando Cienfuegos fue secretario.

“No se puede imaginar algo de este tipo sin intermediarios o ejecutores, operadores, no es sólo la llamada, si es que se dieron las llamadas o la comunicación entre el general y el jefe de la banda, tenían que haberse mencionado nombres, tenía que haber otra gente involucrada”, dijo.

Pidió esperar a la investigación y no adelantar juicios, porque lo primero es demostrar la presunta responsabilidad del general en la aparente colusión que tenía con grupos del crimen organizado.

“Si hay alguien señalado y se le demuestra de que participó en un acto de vinculación con el narcotráfico no puede ser funcionario, y si se trata del Ejército y está en activo tiene que ser retirado y puesto a disposición de la autoridad competente, y si está en retiro puesto a disposición de la autoridad competente, pero eso hasta que se tengan los elementos, porque se habla de pruebas tanto en el caso de García Luna como del general Cienfuegos, de muchísimas llamadas y videos, entonces vamos a ver lo que hay y vamos a solicitar nosotros al gobierno de Estados Unidos que nos permitan conocer sobre estas operaciones de complicidad en el caso de que se tengan las pruebas”, puntualizó.

Aseguró que no se tienen elementos o investigación alguna en contra de Salvador Cienfuegos, por parte de la Fiscalía General de la República (FGR) pero se tomará como referencia lo que surja en Estados Unidos.

López Obrador recordó que antes de las elecciones del 2018, denunció en sus redes sociales, una masacre en Nayarit, en donde perdió la vida el líder delincuencial identificado como el H2, al que se considera tuvo relación con el general detenido en Estados Unidos.

“Como soy andariego, me tocó estar en Nayarit cuando la Marina lleva a cabo una masacre en Tepic, ese día estaba yo ahí, en la noche, en enero de 2017, no sé si enero o febrero, que fue cuando subieron un video que eran como fuegos artificiales en la noche, ametrallaron desde un helicóptero de la Marina a un grupo”, dijo.

“Me dan la información en la noche que habían asesinado a jóvenes, menores de edad, estoy en gira y lo denuncio, pues resulta que ahí asesinaron al jefe de esta banda, al que acusan de tener las relaciones con el general (Salvador Cienfuegos)”, agregó.

Refirió que en México, hasta ahora, solo existen órdenes de aprehensión a militares que participaron en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.