CIUDAD DE MÉXICO, 13 de octubre de 2021.- Como parte de la segunda etapa de rehabilitación del Parque Ecológico Cuitláhuac que realiza el Gobierno de la Ciudad, a través de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), en la alcaldía Iztapalapa, se construyó un campo de béisbol en una superficie de 30 mil 120 m2, con el objetivo de implementar espacios para el desarrollo y fomento de actividades deportivas.

El Parque Cuitláhuac forma parte del programa Sembrando Parques, el cual es un ejemplo de resiliencia, circularidad y sustentabilidad al haberse transformado de un basurero en un parque hidroecológico con capacidad regenerativa de ecosistemas a partir de la dignificación del espacio público con infraestructura de primer nivel que contribuye a mejorar la calidad de vida de los habitantes de Iztapalapa.

Además de la cancha, en este espacio se habilitó una zona de bancas para los equipos, una zona de gradas para 600 espectadores, taludes vegetativos, bosque urbano, bosque de amortiguamiento, islas de vegetación, se colocó mobiliario urbano y se construyeron caminos peatonales.

El terreno de juego se cimentó en un área de cinco mil 322 m2, mientras que la zona de gradas tiene una superficie de 450 m2. En esta nueva infraestructura se podrá practicar este deporte de manera profesional, de alto rendimiento y organizar torneos para las ligas que tienen presencia dentro de la Alcaldía Iztapalapa.

Además, en este recinto natural, denominado por la Jefa de Gobierno como el Chapultepec del Oriente, se construyeron 26 mil 850 m2 de caminos internos. Estos senderos van a mejorar el desplazamiento dentro del parque, ya que conecta las diferentes áreas recreativas que se habilitaron. Asimismo, los visitantes podrán utilizar estas vías como senderos peatonales para caminar, trotar  o correr y apreciar la naturaleza que predomina en el espacio.

Para la conformación de estos caminos se colocó concreto hidráulico en 17 mil 640 m2. Además, se utilizó material reciclado de las obras de construcción en 9 mil 210 m2 de molido ecológico y así transformar los materiales para convertirlos en productos útiles y reutilizables.